Pepa Conde pide fecha concreta e inmediata para tratar en pleno las conclusiones del Tribunal de Cuentas

Izquierda Unida, a través de su Portavoz, Pepa Conde, pide al Equipo de Gobierno que ponga fecha concreta e inmediata para el Pleno en el que se tienen que tratar las conclusiones y medidas a adoptar por el Ayuntamiento y empresas municipales, tras las conclusiones del Tribunal de Cuentas.

En IU, según la Portavoz, no creen que la presentación, por parte de esta coalición, de 32 propuestas, la mayoría de ellas recogidas en el informe de intervención y otras de carácter político, no puede ser argumento para que el pleno se retrase de forma indefinida, "el Equipo de Gobierno cuenta con medios técnicos suficientes para estudiar lo que ya conocían por los informes de intervención, y valorar aquellas propuestas políticas que hacemos y definir su postura. Es ridículo,  plantear esta excusa, cuando a la oposición nos dieron cuatro o cinco días para estudiar todos los informes de todas las empresas municipales, los informes del Ayuntamiento y los informes de intervención". "Mucho nos tememos -Continua Pepa Conde- que entre otras cuestiones, IP quiere ubicar el Pleno, en fechas que pase desapercibido para los ciudadanos, como pueda ser el puente de la Inmaculada o las Navidades, para que este debate, tan importante para la ciudad por lo que han supuesto las conclusiones del Tribunal de Cuentas, no sea conocido por los ciudadanos, intentando pasar página, para que no se conozca y no se investigue lo ocurrido durante estos años, donde el Tribunal de Cuentas señala que ha podido haber pérdidas patrimoniales y monetarias".
 
"Todo hace pensar, además, que la actitud del Gobierno Local, no es más que una estrategia para tapar la grave división y crisis interna que esta viviendo IP a raíz de la postura a determinar sobre las recomendaciones del Tribual de Cuentas, centradas estas fundamentalmente en Impulsa El Puerto. Dentro del Equipo de Gobierno hay quienes pretenden tapar lo ocurrido durante estos años y seguir manteniendo la misma política de actuación, con una falta total de transparencia y que han hecho de una empresa publica su feudo privado. Todo da a entender que el Alcalde y el Gobierno Local no tienen autoridad moral para poner en su sitio al Gerente de Impulsa y al Consejero Delegado, al negarse estos a acatar los dictámenes del informe de intervención, como así sucedió en los consejos de Administración de dicha empresa donde se trataron estos informes y las medidas a tomar".

"Es inadmisible que estos señores tengan el poder de no acatar y de doblegar el poder instituido democráticamente, aunque es algo a lo que están acostumbrados" concluye Conde.

IU exige al Alcalde que ponga fin a esta situación poniendo orden en sus filas y actuando como le corresponde, para garantizar el cumplimiento de la legalidad y la defensa de los intereses y el patrimonio de todos lo portuenses.

OFICINA DE COMUNICACIÓN
IULV-CA

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta