Impulsa vendió a particulares parcelas que no eran suyas

En algunas de dichas parcelas se han construido naves sin licencia.

Antecedentes:

En una reciente respuesta a pleno del Alcalde a Izquierda Unida, éste ha manifestado su negativa a facilitar a la Corporación Municipal los datos sobre las ventas de parcelas y naves industriales de IMPULSA. Dicha negativa resulta sorprendente, pues por dos veces el Pleno (IP y Hernán Díaz incluidos) se había pronunciado favorablemente a dicha propuesta de IU.

Esto muestra la verdadera cara de Fernando Gago: con él, IP y sus cargos de confianza – especialmente en IMPULSA – siguen instalados en la opacidad y, posiblemente, en el favoritismo a determinados particulares.

A quién se vendió? ¿Por cuánto? ¿Qué publicidad hubo para la libre concurrencia? ¿Qué plusvalías se han obtenido por particulares, que podrían haber sido para las arcas públicas? ESTO ES A LO QUE NO QUIEREN RESPONDER NI IP NI LOS ADMINISTRADORES DE IMPULSA.

La venta irregular de parcelas en el P.I. "Salinas de San José"

El Equipo de Gobierno pretendía llevar a Pleno una permuta de parcelas para resolverle a IMPULSA un gran problema, fruto de la incompetencia y de la permanente irregularidad en la gestión de esta empresa municipal. En efecto, IMPULSA vendió a particulares varias parcelas sin que estas figurasen a su nombre en el Registro de la Propiedad. Por esta circunstancia, ahora dichas parcelas no pueden escriturarse, con lo que, con toda lógica, los particulares que las han comprado reclaman a la empresa municipal. Además, sobre estas parcelas – situadas en el PP-CN-1-A, cuya tramitación urbanística no está concluida – se han construido varias naves.

Estamos, pues, ante una irregularidad que, según el informe de la Intervención Municipal, podría suponer un delito de acuerdo con 248 y ss del Código Penal. Estos artículos se refieren al delito de estafa. Además, estamos ante una evidente irregularidad urbanística, por haberse construido naves sin licencia y sin haber finalizado la correspondiente tramitación urbanística (las naves están muy cerca de la sede de Impulsa, empresa municipal, que dirá que no sabía nada). Posiblemente como consecuencia de este informe, y previendo lo que se les venía encima en el Pleno, el Equipo de Gobierno retiró la propuesta del orden del día en la mañana del jueves.

Esta situación demuestra el lamentable modo de gestionar de IMPULSA, al más puro estilo cortijero y la permanente irregularidad y chapuza en la que se ha instalado desde hace tiempo. El Proyecto de Reparcelación del PP-CN-1-A, elaborado por IMPULSA, ha tenido que ser rectificado o anulado al menos dos veces, por haber ignorado propietarios existentes y haber incluido en él a otros que no tenían título de propiedad. Habiéndose aprobado la primera vez en 2003, ha habido otro documento aprobado en 2004, que también tuvo que ser anulado por los errores que contenía.

Lo grave es que IMPULSA vendió esas parcelas sin estar a su nombre y, posiblemente, antes incluso de que se aprobara por primera vez el Proyecto de Reparcelación. En cualquier caso, las vendió sin estar a su nombre, pues el Registro de la Propiedad se negó a inscribirlas.

Con esta chapucera actuación de IMPULSA, se está perjudicando a los particulares que hayan comprado de buena fe y, posiblemente, poniendo en peligro puestos de trabajo.

Izquierda Unida exige una investigación interna e información exhaustiva sobre lo ocurrido (Otra vez nos preguntamos: ¿A quién se vendió? ¿Por cuánto? ¿Qué publicidad hubo para la libre concurrencia? ¿Qué plusvalías se han obtenido por particulares, que podrían haber sido para las arcas públicas?). No se puede echar tierra encima. Hay que depurar las responsabilidades políticas. En cualquier caso, pondrá en conocimiento de la Fiscalía Provincial y de la Sala de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas (donde ya se han iniciado las diligencias previas de un juicio contable contra Impulsa).

Izquierda Unida cree que los actuales gerentes de esta empresa Municipal la han conducido a un callejón sin salida que hace aconsejable su disolución. IU opta por una única empresa municipal de Suelo y Vivienda que promueva suelo industrial y vivienda (fundamentalmente social) y que genere recursos sociales y económicos para el Ayuntamiento (no como Impulsa que parece haber favorecido a determinados promotores a los que ha facilitado enormes plusvalías).

OFICINA DE COMUNICACIÓN.
IULV-CA

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta