Izquierda Unida exige al Alcalde de El Puerto que informe del coste de la campaña de la empresa pública contra la formación política

La formación política detecta “una clara conciencia de culpabilidad de sus promotores” y recuerda que la gestión de Impulsa está en manos del Tribunal de Cuentas y la Fiscalía

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha salido hoy al paso de la campaña publicitaria contra Izquierda Unida emprendida por la empresa pública Impulsa El Puerto, responsabilizando de ésta inicialmente al gerente de la empresa, José Gijón y al consejero delegado, Pedro Pablo Lamadrid, al recordar que está realizada “con dinero público”, al tiempo que exige al presidente de Impulsa, el alcalde de El Puerto, Fernando Gago, que informe del coste de dicha campaña y que exija que este importe sea financiado por sus responsables y “no con dinero público, en caso contrario, entenderemos que el alcalde es también corresponsable de esta actuación”.
Izquierda Unida ha lamentado que se utilice el nombre del Consejo de Administración de la empresa en este “panfleto”, cuando dicho órgano no se ha reunido en mucho tiempo y en absoluto ha adoptado decisión alguna sobre este asunto.

Por otro lado, la formación política señala que lo que presenta la campaña como denuncias de Izquierda Unida se corresponde en su mayoría con denuncias formuladas ya de manera oficial por el Tribunal de Cuentas del Reino, que ha iniciado procedimiento de enjuiciamiento contable y por la Fiscalía Provincial de Cádiz, que ve indicios de comportamiento delictivo en determinadas actuaciones de Impulsa El Puerto.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, con su portavoz a la cabeza, Pepa Conde, considera que “no es de recibo que se responsabilice a Izquierda Unida de las lógicas actuaciones judiciales contra una pésima gestión para las arcas municipales, que además presenta indicios de delito”. Asimismo, señala que con el dinero público de la campaña no se está defendiendo en sí a la empresa patrimonio de todos los portuenses, sino exclusivamente la gestión de determinadas personas, fundamentalmente de Gijón y Lamadrid, la cual está en entredicho ante los tribunales.

La formación política indica que esta empresa no ha producido beneficios para las arcas municipales, “pese al cuantioso capital que se ha puesto en sus manos; por el contrario, hay motivos para pensar que la mayor parte de estos beneficios que podían haber ido a las arcas municipales, han ido a parar a determinados promotores o intermediarios, elegidos arbitrariamente, a capricho de quien considera a Impulsa su cortijo privado, y por ello se niegan a entregar al Pleno la documentación solicitada sobre la relación de adjudicatarios y condiciones de venta de las parcelas promovidas por Impulsa, lo que de conocerse, podría ser escandaloso”.

Respecto a la supuesta creación de empleo favorecida por Impulsa, Izquierda Unida señala que ésta ha sido mínima y apunta que “en comparación con el potencial de los polígonos desarrollados, y con los resultados que cabría esperar de una buena gestión, son bastante escasos, basta ver la cantidad de letreros de venta y alquiler que hay en parcelas y naves vacíos o que sirven de mero almacenaje”.

Finalmente, el Grupo muestra su satisfacción por las actuaciones judiciales desde el Tribunal de  Cuentas y desde la Fiscalía Provincial y advierte de que “con prácticas tan impropias como la contratación de publicidad con dinero público no nos van a amedrentar, sino que demuestran que existe clara conciencia de culpabilidad en los promotores de dicha publicidad”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta