Izquierda Unida pide se investigue a fondo la resolución del concurso de la basura

La portavoz  municipal de Izquierda Unida, Pepa Conde, ha hecho pública la intención de su grupo de solicitar una investigación a fondo, mediante una auditoria técnica externa, del procedimiento para la adjudicación del servicio de recogida de basuras a la empresa FCC, perteneciente al mismo grupo empresarial que la anterior concesionaria SAYSE y que la actual concesionaria de la gestión de la depuradora municipal ACUALIA. Conde considera que, además del posible trato de favor que pudiera derivarse de la obtención de información privilegiada sobre la depuración, en la adjudicación se dieron otras circunstancias que convertían a la misma en poco clara. Como se recordará, FCC presentó la oferta más cara – más de 12 millones de euros – su perior en quinientos setenta mil euros anuales (casi cien millones de pesetas) a las siguientes ofertas más caras, las presentadas por las empresas CESPA y URBASER.

A pesar de lo elevado de la oferta, que supone un aumento de casi un 20% respecto a la partida presupuestaria de 2006, la menor puntuación obtenida por FCC en el apartado económico fue altamente compensada por la obtenida en los distintos apartados técnicos donde, curiosamente, FCC fue la ganadora en todos ellos, a pesar de la reconocida solvencia y experiencia de casi todos los licitantes. Según denunció IU en los plenos de adjudicación (tras haberse quedado sobre la mesa, se aprobó en un segundo pleno con un inexplicable cambio de postura del PP en plena campaña electoral), el pliego de condiciones técnicas era excesivamente farragoso y su aplicación presentaba elementos que sugerían cierta subjetividad.

Pepa Conde anunció que su grupo llevará al próximo pleno una propuesta de auditoria técnica del procedimiento de adjudicación, “para que no exista ninguna duda sobre el mismo y, sobre todo, por respeto al dinero de los portuenses.. No hay que olvidar que en los diez años de concurso, los portuenses pagarán casi mil millones de pesetas por encima de lo que hubiera costado en caso de adjudicarlo a la siguiente oferta. Y, de momento, los resultados han sido nefastos, como ha podido comprobarse este verano.”

Conde insistió también en que el PP debería explicar qué ocurrió realmente – o qué presiones recibió – para cambiar en solo cuatro días de postura, uniendo sus votos a los de IP.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta