Patrotierismo y la Enseña

Paco Artola

Aunque era benjamín cuando estaba en vigor la Segunda República Española  (hoy tengo 80 años) vi la bandera tricolor ondear en todos los centros oficiales (por cierto en cuestión ornamental, para mi gusto más bonita que la monárquica) sabía que todos los mandos de los ejércitos  españoles les mostraron su fidelidad (y salvo honradas excepciones) con su desleal beso. También vi como la ultrajaron y no conforme, asesinaron a quien velaba por su defensa. Así que para mí la bandera sea del color que sea, significa poco o nada, aunque comprendo que algún símbolo nos tiene que representar a los españoles.

El que mas la realza en sus manifestaciones hipócritas, menos hacen por defenderla. Me explico quien más la ha resaltado siempre es el revoltillo derecha (hoy PP) –iglesia- ejercito , que la suma de este trinomio da por resultado fascismo. Lo que los españoles hemos soportado cuarenta años del siglo XX.

Los ricos pagaban un canon  para que sus hijos en edad de servicio militar no fueran llamados a filas y se libraran de ir a la guerra.

Un amigo mío (aunque muy distante en la edad) Juan Vergara Isasi  miembro de una familia de apellidos acomodados de Jerez de la Frontera me dijo que por falta de recursos económicos de sus padres tuvo que ir a Marruecos, mientras sus primos que si tenían medios se libraban de ir a la guerra del norte de África. Cuando fue a despedirse de sus tíos como era la costumbre, estos le pusieron en el pecho un escapulario con el literal de ¡detente bala! Y Juan muy suspicaz- le pregunto a sus tíos ¿Esto es eficaz? Le aseguraron que sí ¿entonces por qué no se lo ponen a mis primos y se vienen conmigo a defender a la patria?

Cuando yo ingrese a filas (4º reemplazo de 1947 por la Marina) en el periodo de instrucción fue donde más me machacaron con la Patria y la bandera (aunque la Marina no la tenía) Advirtiéndonos que para ser un buen patriota no debíamos apelar a influyentes y aceptar el destino que nos tocara. Fuimos casi 400 marinos a Ferrol y no vi a ningunos de las familias ricas de El Puerto, todos fueron según me enteré a destinos fantasmas o sea a sus casas. Una vez en Ferrol me destinaron a un taller de mecánica  para reparación y mantenimiento de embarcaciones menores, entre otros trabajos. El jefe era un capitán de maquina de la marina mercante  pasado a la marina de Guerra a consecuencia de la Guerra Civil del 36 –un nazi- que nos traía a todos amargados de forma que aquello parecía más un centro disciplinario que un lugar de trabajo. A cada instante sin venir a cuento nos recordaba que estábamos allí, para cumplir nuestro compromiso de servir a la Patria.

Aproximadamente al año de estar yo en aquel destino le cuadró un hijo que no pudo evitar que hiciera el periodo de instrucción, pero cuando terminó este, se lo trajo destinado al taller a su mando. El hijo de susodicho “patriota” que trabajaba en la Basan no apareció por su destino y le ganó dinero a la Patria cobrando la ración a plata y las sobras que así le llamaban a la miseria que nos daban mensualmente.

En mi época escolar (años 30) recuerdo que en los libros de historia contemporánea  con motivo del asedio a nuestra Marina de Guerra en Cuba figuraba la frase de –malditos yanquis-, más tarde en el tiempo, el más “patriota”  de nuestra España (Caudillo de España por distintas gracias) olvida la historia y vende el país a pedazos a nuestros verdugos en Cuba y Filipinas, creando en España varios Guantánamo, Rota,  Morón Torrejón de Ardo, Zaragoza, La Graña en Coruña y hasta Palomares para verter en su litoral bombas nucleares.

Como para hacerle caso a Rajoy y sus atlantes con el coñazo de España se rompe y la bandera.

Resulta que los que mas quieren a nuestra Patria y sus comunidades son los que menos alardean de quererla y menos la mientan, aunque siempre la defienden arriesgando su vida, y desde luego aunque yo ame a mi tierra como el que más, también me siento solidario y ciudadano del mundo.

Mi recomendación para ustedes señores “patriotas amantes de la bandera”, antes de airear tanto los símbolos acuérdense de las criaturas que sufren, pues según las estadísticas  pasan de 854 millones de personas en precaria situación y el PP y sus amigos de la guerra haciéndose los suecos y sin enterarse


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta