Izquierda Unida lamenta que la subvención concedida al Racing Club Portuense no haya servido para nada

El Grupo Municipal a través del Concejal José Manuel Vela recuerda que en el mes de Agosto el presidente del Racing Sr. Lores solicito al alcalde una subvención para su club en concepto de ayuda para resolver la precaria situación económica que atraviesa el equipo de fútbol.

El Ayuntamiento en ese momento accedió y, a través, de la empresa municipal Impulsa le transfirió 100.000€, a cambio de una permuta en publicidad.
 

En esa ocasión- señala José Manuel Vela- “Opinamos que no era misión del Ayuntamiento sufragar las deudas de una entidad privada con el dinero de todos los portuenses, sobre todo, teniendo en cuenta que su presidente es un afamado empresario de la construcción de gran solvencia económica aparentemente  cuyos negocios y actividades están o han estado  presuntamente vinculados a operaciones inmobiliarias que han sido cuestionadas  por la justicia”.

Han trascurrido casi tres meses y el problema del Club es mas grave. Los jugadores reclaman las nóminas que les adeuda su presidente, lo que demuestra, que de nada sirvió la subvención del Ayuntamiento.

Nos reafirmamos en que el Racing Club de Fútbol sigue siendo una empresa privada que desgraciadamente está padeciendo la misma situación económica y financiera que tantas otras miles de empresas no sólo de El Puerto, sino en todo el País debido a la crisis mundial.

Finalmente Izquierda Unida quiere señalar: – “que el tiempo nos ha dado la razón ya que en su día advertimos que ese dinero debía ser un préstamo para que no se perdiese como así a ocurrido finalmente.”

Es nuestro deseo que a los jugadores se les abone cuanto antes sus nominas, porque son trabajadores como los de cualquier otra empresa de la ciudad. Pero también es cierto que deben ser sus gestores, y el presidente del club el primero, los que tienen la obligación y la responsabilidad de resolver esta situación, en lugar de trasladar al Ayuntamiento un problema privado que no se puede arreglar con dinero público y que nada tiene que ver con el interés general de los ciudadanos.

OFICINA DE COMUNICACIONES.

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta