Moción urgente de Solidaridad con Palestina

Exposición de motivos:

Han pasado siete meses del sesenta aniversario de la limpieza étnica que desalojó a más de ochocientos mil palestinos de su tierra y los confinó en campos de refugiados en la franja costera aledaña a la ciudad de Gaza, las serranías de Cisjordania y países de alrededor, para crear un estado confesional y exclusivamente para judíos en la Palestina histórica.

Israel está bombardeando estos días y ha iniciado la reocupación militar de la castigada franja de Gaza donde viven hacinadas más de un millón y medio de personas (en su mayor parte refugiadas de anteriores operaciones militares), y sometidas desde hace 20 meses a una gravísima crisis de abastecimientos, debido al férreo bloqueo que Israel, Estados Unidos y la Unión Europea mantienen desde que Hamás ganara limpiamente las elecciones hace dos años con el fin, no disimulado, de favorecer enfrentamientos fraticidas y poder colocar un gobierno "amigo" en la zona.
  Las matanzas, la destrucción de viviendas, mezquitas, hospitales y escuelas, los asesinatos y las detenciones generalizadas se están produciendo con total impunidad debido a la pasividad del Consejo de Seguridad de la ONU y la de los gobiernos de la Unión Europea. Y las víctimas, deshumanizadas previamente en campañas sucesivas de adoctrinamiento, son presentadas a menudo en los medios de comunicación como provocadoras de su propia situación y merecedoras de castigos colectivos.

Estos crímenes contra la humanidad que, inevitablemente, recuerdan a la actuación de las tropas especiales alemanas en el guetto de Varsovia y al régimen de apartheid al que sometió el régimen racista de Sudáfrica a la población autóctona, se vienen cometiendo con la inhibición moral de los países firmantes de la IV Convención de Ginebra, que los obliga a cumplir y también a hacer cumplir la legalidad internacional, incluyendo el dictamen de la Corte Internacional de Justicia referente al Muro de Cisjordania, las múltiples resoluciones de la ONU, obviadas sistemáticamente por el estado de Israel, la Cuarta Convención de Ginebra y los tratados de Derechos Humanos que Israel vulnera de forma reiterada y con total impunidad desde hace sesenta años.

Se hace necesario denunciar desde las instituciones representativas andaluzas la impunidad de un estado que viola los derechos humanos, recordar la ilegalidad de sus actuaciones y humanizar a las víctimas como personas que son, con sus virtudes y sus miedos, sus hambres y sus esperanzas y su derecho a vivir en su propia tierra y a gobernarse por ellas mismas.

Por todo lo expuesto, instamos a este Pleno de la Corporación a que tenga a bien de aprobar la siguiente

PROPUESTA DE ACUERDO

  1. Manifestar la solidaridad con la población Palestina, bombardeada, masacrada, expoliada de sus tierras, y humillada desde hace sesenta años en los territorios ocupados.
  2. Pedir el cese inmediato de los bombardeos sobre la franja de Gaza, así como de los asesinatos de los dirigentes palestinos y de las detenciones generalizadas de población civil.
  3. Denunciar la política de castigos colectivos, de bloqueo, de apartheid y de expulsión de la población de los territorios ocupados como contrarias a la legalidad internacional y a la IV Convención de Ginebra referente al trato de la población civil en situaciones de guerra.
  4. Solicitar al Ministerio de Asuntos Exteriores la adopción de las medidas imprescindibles necesarias y de su competencia para asistir a la población de Gaza, y protegerla, y poner fin a las matanzas, antes que lleguen a convertirse en un nuevo holocausto genocida.
  5. Y exigir un claro compromiso de la Junta de Andalucía, y del Gobierno de España, por la legalidad internacional que se concrete en la retirada del embajador de nuestro país en Tel Aviv, y la suspensión de las relaciones y acuerdos, en todos los ámbitos, con Israel por violaciones graves de los Derechos Humanos, hasta que dicho estado rehúse a la actual agresión armada contra Gaza, se retire de los territorios ocupados, desmantele todas las colonias ilegales de Gaza y Cisjordania, y se avenga a cumplir las resoluciones y convenios internacionales que reconocen en sus textos al pueblo palestino su derecho a establecer un estado viable y soberano, elegir libremente a sus autoridades políticas, y vivir por fin en paz.
  6. Enviar estos acuerdos a la Junta de Andalucía, al Ministerio de Asuntos Exteriores de España, y a la Corte Internacional de Justicia con sede en el Palacio de la Paz en la Haya.

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta