Izquierda Unida apoya las reivindicaciones y las movilizaciones que están llevando a cabo los trabajadores de autobuses urbanos

En días pasados, Izquierda Unida solicitó una reunión entre los trabajadores y la Concejala de Medio Ambiente, en la que este grupo municipal estuvo presente. En esta reunión pudimos comprobar lo justo de las reivindicaciones de los trabajadores, los cuales, en un acto de responsabilidad ante la situación de crisis, renunciaron a parte de sus reivindicaciones, aparcando aquellas que son irrenunciables por lo que supone en el mantenimiento de sus derechos sociales y salariales que es de justicia por el bajo salario (el más bajo de la provincia) y por los derechos que el empresario  les ha ido recortando.

El total de dichas reivindicaciones no llega a la suma de 180.000€ para todos los trabajadores durante un año  para subsanar las necesidades mínimas a cubrir, lo que serían ( unos 30 millones de las antiguas pesetas). Cantidad exigua con lo que es el beneficio industrial de la empresa que recordamos  aplica sobre el total de gastos del servicio. Hay que recordar  que el servicio al ser concesionado por el modelo de gestión interesada, genera un déficit que al final pagamos entre todos los portuenses con nuestros impuestos.
 

Conde manifiesta -“La actitud de la empresa ha sido y sigue siendo caciquil , de poco respeto a los trabajadores y a sus derechos, negándose a hablar con ellos y a escuchar sus reivindicaciones, y la actitud del gobierno deja mucho que desear al no haber sido capaz de buscar una solución a este problema.”

La ultima propuesta  que lanza el equipo de gobierno a la empresa ha sido que el Ayuntamiento ponga 50.000€ y la empresa ponga otros 50.000€ lo que sumaria 100.000€, propuesta que no cubriría la necesidad total de las reivindicaciones.

“Si la empresa se negara a aceptar esta propuesta, los trabajadores se quedarían sin nada.” Señala Conde.

Ante esta situación, creemos que el Partido Popular no quiere implicarse para buscar soluciones, argumentando que no hay dinero. Sin embargo, no han tenido ningún pudor en doblar el presupuesto de Serecop en casi el doble y no han renunciado a las cifras desorbitadas de comunicación que sirven para bombo y platillo  para el equipo de gobierno.

“Son muchos los padres de familia que están sufriendo esta situación de incomprensión por parte de un empresario que no tiene ninguna sensibilidad con los problemas de los trabajadores, y con un gobierno municipal que no se implica con este tema, agravándose cada ves mas la situación  de los 17 trabajadores que están en la calle, por la actitud caciquil del empresario”.

Desde Izquierda Unida no entendemos que este Ayuntamiento no tenga ninguna autoridad moral frente a esta empresa concesionaria que  (pagamos todos) para exigirle al empresario que se siente con los trabajadores y negocie.

Siendo menos entendible que el gobierno del PP pueda llevar a cabo  unos gastos, en muchas ocasiones innecesarios y superfluos, y no sacar 30 millones de las antiguas pesetas para dignificar las condiciones de trabajo de estos trabajadores que desde hace años vienen sufriendo el olvido de este ayuntamiento y de esta empresa  y que desde este grupo político, creemos necesario, mas en los tiempos que crisis que se afrontan, que se haga un esfuerzo por parte de la empresa y de el Ayuntamiento, para poder solucionar y dar fin a este problema.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta