Moción con medidas contra la crisis

Exposición de motivos:
La crisis de la economía capitalista, cuyo desencadenante, en agosto del año pasado, fueron las denominadas hipotecas basura, se ha agravado a lo largo de los últimos meses y está golpeando a la mayoría social con una contundencia cada vez mayor. Este sistema económico,  basado en la obtención creciente de beneficios de unos pocos a costa de la destrucción del entorno  y no en la satisfacción de las necesidades de toda la población, ha conducido, una vez más, a un dramático cuello de botella del que se pretende salir destruyendo derechos de la inmensa mayoría para afianzar las ganancias de la elite que ha provocado la crisis.  

Pero no nos encontramos ante una crisis más, sino ante el inicio de una verdadera depresión, en la que confluyen varias crisis estructurales; Cádiz, como gran parte de Andalucía, ha basado su crecimiento y el bienestar de una parte de la población en la construcción capaz de absorber con facilidad mano de obra poco cualificada, que durante cierto tiempo generó beneficios casi inmediatos y un sector auxiliar importante. Refugio de gran parte de la población agrícola, ha sido de las primeras víctimas del derrumbe de la burbuja y la especulación inmobiliaria. 

 

En términos parecidos se puede definir al sector de la hostelería, vinculado a la apuesta excesiva por el turismo en nuestra provincia. Un modelo turístico, por otro lado, muy ligado a la construcción a través del llamado “turismo residencial” como los ejemplos  de Chiclana o El Puerto de Santa María que es muy diferente al turismo de “hospedaje”, que hubiera generado mucho más empleo. En cualquier caso, los efectos negativos de la crisis en los sectores turístico y hostelero se retroalimentan y amplifican mutuamente.

En cuanto al sector industrial, su desmantelamiento viene de antiguo. Basta recordar las sucesivas reconversiones navales. Pero fue con ocasión del cierre de Delphi cuando realmente se visualizó la falta de política industrial del Gobierno Andaluz, después vendrian los casos de empresas como Torraspapel, Intelquisa, Barcons, Visteón, Polanco, Qualytel, y un largo etc.  de empresas que han ido cerrando o presentando un ERE para dejar a miles de trabajadores gaditanos engrosando las listas del paro. Se ha permitido el debilitamiento de los sectores agrario y pesquero, al dejar que se pierda el valor añadido de nuestros productos  y a los efectos negativos de la aplicación de las directivas europeas en estos sectores.

Como consecuencia, los Ayuntamientos, como institución más cercana, son los primeros que reciben demanda de ayuda social que, por sus dificultades financieras, no suelen poder prestar. Las ayudas que van a recibir los ayuntamientos desde el Gobierno y la Junta de Andalucía para emplear en obras municipales, suponen un respiro importante para el sector de la construcción, pero no resuelven el problema de los demás sectores, durante el año de vigencia de las ayudas. Además, los pronósticos más optimistas, señalan que se espera lo peor,  y que habrá dos años más de crisis por lo menos.   

El consecuencia, el grupo de Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía, eleva a la consideración del Pleno de esta Corporación, la siguiente PROPUESTA DE ACUERDO:

  1. Instar al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a adoptar medidas excepcionales de protección social para los trabajadores y trabajadoras afectados por la crisis, estableciendo beneficios fiscales para las pequeñas y medianas empresas que adopten acuerdos de implementación de cláusulas de creación y calidad del empleo, extendiendo las prestaciones y subsidios de desempleo a quienes se les agoten, y regulando la devolución de impuestos a individuos de rentas bajas, especialmente pensionistas, mujeres y otros colectivos en situación de riesgo de exclusión social.
  2. Proponer un Pacto de Solidaridad para evitar que la crisis la paguen los mismos de siempre, garantizando la consecución de los derechos sociales, y en especial el del acceso a una renta básica, especialmente para colectivos deprimidos y en situación de pobreza.
  3. Impulsar la creación de un sistema financiero público andaluz eficiente y al servicio del desarrollo sostenible, cambiando, y revisando el modelo actual de las cajas de ahorro.
  4. Evitar que las empresas puedan presentar ERE sin demostrar su justificación documental, y sin el acuerdo previo y la firma de los representantes legales de los trabajadores.

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta