Pleno dimisión de David Páez

Nos enfrentamos a una nueva crisis de gobierno; la segunda crisis de este gobierno desde que comenzó el mandato municipal hace ahora más de dos años.

Las dos veces han tenido un denominador común “la dimisión de un concejal del equipo de gobierno alegando motivos familiares”. Todos sabemos que detrás de esta recurrente frase se esconden los verdaderos motivos que han llevado a David Páez a tomar esta drástica decisión y al PP a aceptarla.

No es ético, sin entrar en otras cuestiones legales, que un representante público sea auditor de empresas proveedoras del ayuntamiento y otras concesionarias de obras municipales, adjudicadas en mesas de contratación en las que este Sr.  por su cargo ha participado.

Se había convertido en el hombre fuerte del Alcalde a cuyo servicio a estado en el poco tiempo que le dedicaba al trabajo de su concejalía, asumiendo la autoría de semi- secretas negociaciones para la venta o entrada de capital privado en alguna empresa municipal, al más viejo estilo neoliberal. 
 

El Sr. Moresco y el PP eligieron bien a un concejal que en su haber cuenta con el  triste honor de haber estado intentando obstaculizar la labor de fiscalización de los técnicos municipales de su área con los que ha mantenido una  relación distante y en algunos casos con comportamientos manifiestamente prepotentes y de enfrentamiento.

 
Artífice de los recortes presupuestarios en las áreas de mayor influencia social, ha sido incapaz de defender las necesidades con las que cuenta su delegación para hacer frente a los problemas diarios, porque no hay que olvidar que por hacienda pasa todo o casi todo lo que se cuece en un ayuntamiento.

Nos quedamos sin conocer  la verdadera deuda que se mantiene con SAYSE, sin mencionar su incapacidad para encontrar soluciones con las empresas concesionarias de servicios municipales a las que se le viene recortando los pagos que están repercutiendo en situaciones de conflictividad laboral y en consecuencia en los ciudadanos.

Hay que añadir a su trayectoria los inconvenientes que ha puesto sistemáticamente a la oposición para acceder a información e incluso el escaso tiempo que ha destinado al estudio de los presupuesto que trajo consigo, que los grupos de la oposición no hayamos tenido en ningún momento el tiempo necesario para plantear alternativas.

Ha sido una gestión con más sombras que luces que se caracteriza por su visión  profesional que por la responsabilidad política que se le exige  a un representante público. Gestionando el Ayuntamiento como si se tratara de una empresa privada.

Este Concejal que fue promocionado por el Alcalde llegando a ser su hombre de confianza, “en solo unos meses”, ahora se queda en la más absoluta soledad. Lo que demuestra que no tenía relación ni apoyo de algunos de sus propios compañeros.  

El Partido Popular oculta la grave crisis interna que están padeciendo con frases como las que usa el Sr. Moresco de que “aquí no pasa nada”.

Esta situación es responsabilidad del propio alcalde que ha sido cómplice de las actuaciones del Sr. Páez y del PP que conociendo lo que ocurría, no han sido capaces de ponerle fin. Y lo han hecho cuando le han visto las orejas al lobo porque eran conscientes de que este feo asunto saltaría más pronto que tarde a los medios de comunicación, lo cual demuestra lo poco que se diferencia de las políticas de años anteriores que Vds. mismos han criticado.

No hay que olvidar que como buen alumno el Sr. Moresco se aprendió  muy bien la lección.

El balance de la política del Equipo de Gobierno del PP y del PA, se fundamenta en la promoción personal y partidista, careciendo de un modelo concreto de ciudad.

No nos vendan más milongas, y pónganse a trabajar por la ciudad y por los intereses generales de los portuenses y no los de unos pocos.

Solo deseamos que con el nuevo nombramiento  no haya segundas partes.

Por último destacar que el silencio por respuesta del PA más preocupado de vender humo y de promocionarse  a él mismo, que  de esclarecer lo que ocurre con sus socios de gobierno, también le hace corresponsable de esta situación.

Por higiene democrática usted Sr. Moresco debería informar de la verdad y no ocultarla, pero sobre todo debería dimitir porque El Puerto no se merece a un Alcalde incompetente que no se preocupa de su ciudad ni de poner orden en sus filas.  


OFICINA DE COMUNICACIÓN.

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta