IU muestra su total apoyo y solidaridad con las trabajadoras y trabajadores de GECOSOL

Nuevamente tenemos que lamentar que salgan a los medios de comunicación la situación en la que se encuentra el geriátrico GECOSOL, ya que no es la primera vez que los trabajadores denuncian dicha situación, sin que hasta el momento se hallan tomado medidas para solucionar definitivamente la situación creada en esta empresa.

Situación que las trabajadoras vienen denunciando desde hace tiempo, y que fundamentalmente se basa en la falta de personal para la atención de los residentes, además de los retrasos en el pagos de sus nóminas y los excesos a los que la empresa somete a sus trabajadores por la falta de personal.

En estos momentos hay 128 residentes, y 9 trabajadoras se encuentran de baja, como consecuencia de la cantidad de trabajo, ya que llegan al limite de sus fuerzas, puesto que cada trabajadora tiene que atender alrededor de 12 residentes, teniendo en cuenta que estas personas son totalmente dependientes, sin que la empresa aumente el personal.
 

Así mismo, la empresa no respeta los descansos del personal, llegando a llamar a los trabajadores en sus días de descanso, bajo presión, para que acudan a su puesto de trabajo,  lo que redunda en la calidad del servicio que se presta a estas personas.

Desde IU creemos que es necesario que se revise por parte de la Junta esta situación y que se tomen medidas al respecto. Si la Junta insiste en que dicho centro cumple la ratio, tendrán que plantearse cambiar la norma y ampliarla ya que no es posible que una sola persona pueda atender debidamente a tantos ancianos. Para Pepa Conde “cuando se pone en marcha cualquier norma hay que analizar si responde a las necesidades de las personas a las que va dirigida, y si no se cumplen se deben cambiar o ampliar dichas normas, ya que no tiene sentido, que lluevan las denuncias sobre situaciones de estas características sobre atención a personas mayores y se vuelvan a saca los mismos argumentos de que se cumple la ratio.

Mostramos nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras, que son unas buenas profesionales, les gusta lo que hace y tienen una sensibilidad especial con el trato los ancianos, siendo su única pretensión el buscar una solución a estos problemas

Es hora de reaccionar y escucha r a las personas que trabajan con los ancianos y buscar soluciones definitivas para dar una buna calidad de vida y atención para ellos.

Asimismo desde IU creemos que la empresa debe cumplir con los derechos de los trabajadores y no seguir mirando a otro lado, “los trabajadores tienen que comer y si estos cumplen con la empresa, esta también debería cumplir con ellos” agrega Conde.

IU reitera su apoyo a los trabajadores y ancianos de la residencia  y hace un llamamiento a que se corrijan todos estas anomalías.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta