A pesar de haberse aprobado en Pleno, El Puerto volverá a quedarse un año más sin campanadas de fin de año

Conde considera hipócrita aludir a la crisis para no celebrar las campanadas en el Ayuntamiento, cuando no escatiman en otros gastos superfluos.

“Es una desfachatez que el alcalde recurra a la situación de crisis para lo que le interesa, porque si no hay dinero para las campanadas, como que hay dinero para colocar un abeto natural de casi tres metros de altura en el patio del ayuntamiento” Y como es que ante esta situación de crisis, no recortan gastos de comunicación. 
 

Quizás habría que preguntarle si la posibilidad de dar las campanadas es más costosa que la cantidad que ha gastado en mejorar su imagen, y que, dicho sea de paso, se lo hemos pagado todos los y las portuenses.

Otros que deberían pedir o dar explicaciones por esta actitud son sus socios de gobierno, el andalucista Antonio Jesús Ruiz y el edil no adscrito Fernando Gago, puesto que ambos votaron favorablemente a la propuesta presentada por los grupos de la oposición.

En una fecha tan especial como es la entrada del nuevo año, son muchos los ciudadanos que comparten ese momento en la calle con sus familiares y vecinos, pero lamentablemente y por tercer año consecutivo, los portuenses no podrán celebrar la entrada de 2010 de esta forma.

“No entendemos como mientras que el alcalde potencia otras fiestas y tradiciones, algo que en absoluto nos parece mal, no hacen ni el más mínimo esfuerzo para restablecer la tradición de tomar las uvas en el Ayuntamiento, como hacen en la inmensa mayoría de pueblos y ciudades de España” agregó Conde finalmente.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta