IU expresa su preocupación por el futuro incierto de los coches de caballos de El Puerto de Santa María

El grupo municipal mantuvo un encuentro con los propietarios de los coches de caballos en el que se pusieron encima de la mesa los inconvenientes que el Ayuntamiento está poniendo a este colectivo.

Los propietarios de los coches de caballos, que en la actualidad operan con licencia, cuya existencia está vinculada a la historia de El Puerto desde hace más de 60 años está en vías de desaparición debido a los inconvenientes que el Ayuntamiento a través de la Concejalía de Medio Ambiente está aplicando a estos trabajadores que viven de esta actividad turística.

La situación actual es que su parada ha sido desplazada de la Plaza de las Galeras, donde tenía su base desde hace muchos años, hasta la acera de la antigua cofradía de pescadores que es el único lugar que el Ayuntamiento permite y que además tendrá que ser acondicionada con tomas de agua para los caballos y la limpieza.
 

La queja de estos trabajadores se fundamenta en que esta nueva ubicación no está en el circuito de paso de los turistas y visitantes, que son en definitiva los usuarios de este servicio, y por tanto el medio de vida de estos trabajadores. Lugar que en breve se verá afectado por las obras del puente de pescadería y que obligará a un nuevo emplazamiento.

Izquierda Unida considera “preocupante” que se esté “condenando” a los coches de caballos de El Puerto a su “desaparición por la vía de los hechos consumados, en la medida en que se les prohíbe tener el contacto cercano que se daba anteriormente con estos usuarios y se les aleje de una parada que históricamente ha venido siendo la referencia de estos coches, por su cercanía con otros transportes públicos como el vapor, la estación de tren, etcétera…”

José Manuel Vela  haciéndose eco de estas reivindicaciones que IU considera “justas” ha remitido al Alcalde un escrito dándole a conocer la situación y “solicitando que se reconsidere esta medida y que se devuelva a estos trabajadores la posibilidad de que dos de esos coches, al menos, vuelvan a su emplazamiento inicial”, junto a las Galeras Reales, para irse turnando entre ellos. Y de este modo, contribuir de un lado a la “supervivencia” de estas familias así como a un “emblema histórico” de El Puerto de Santa María, “igual que sucede en otras localidades cercanas, incluso en capitales como Sevilla, donde los coches de caballos representan un elemento turístico más y una tradición a conservar”.

Finalmente, Vela recuerda que “con estas medidas y con otras como las obras del paseo de la Victoria, demuestra el equipo de gobierno el poco interés que tiene por la identidad, la cultura y la historia de El Puerto de Santa María”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta