Intervención de Julio Acale en el debate sobre la Aprobación Inicial del PEPCH (Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Conjunto Histórico y Entorno)

IU plante antes que nada el poco tiempo que se ha dado a la oposición para estudiar los documentos, ya que se nos entregó anteayer a las 14:00 de la tarde.

Le pedimos que abriera una mesa de participación ciudadana sobre el PEPCH. Nada de nada.

¿Dónde queda una vez más la participación de los ciudadanos?

Desde el primer documento que presentaron a la comisión de seguimiento hasta antes de ayer ha habido cambios.

Se ha utilizado la estrategia de lanzar globos sondas para poco a poco ir dando marcha atrás.
 

El primero fue lo de catalogar con residencial 4 plantas en Campbell Vieja (antigua bodega de D. Antonio Tagle de 1842) o con 5 plantas la bodega que hace esquina en San Bartolomé y Valdés, justo detrás de S. José, además de otras.

Eran el señuelo en el que estaríais dispuestos a ceder para salvaguardar lo que queríais hacer y mantenéis en el corazón de Campo de Guía.

Ya en la primera reunión, advertí de que se le había quitado la protección al Mercado de Abastos. La respuesta del equipo redactor: no tiene ningún valor.

Mostré  mi discrepancia aludiendo que sí tenía valor tanto arquitectónico como etnológico. El mercado ha sido y es el corazón de la ciudad.

En el documento nº 1 (prefacio y memoria de información) en la página 179, el propio equipo redactor lo reconoce con estas palabras: “se resalta que la actividad comercial más importante del casco histórico pivota en torno al mercado de abastos”.

Es evidente que la operación Caballero está detrás de todo lo que se ha montado en torno al mercado de abastos. La recalificación urbanística de la bodega en la Avenida de Fuentebravía (frente a la barriada de El Pilar) y de los cascos bodegueros entre San Francisco y Los Moros junto a la Plaza de Toros obligaba a la cesión de la bodega Cuesta  en calle Palacios. Toda esta operación se facilitaría si encontramos un uso importante a esta bodega: ubicar allí el mercado.

Todo esto se viste de la obsolescencia del mercado actual y de que, ya que estamos, se echa abajo; se construye un aparcamiento para residentes y se deja en lo alto una plaza.

Aún recuerdo la pregunta ¿se podría ubicar una bodega en una bodega un mercado de abastos?

Recuerdo mi contestación: Provisionalmente sí, en tanto en cuanto se rehabilitara y modernizara el actual.

Porque la protección que tiene el actual debe continuar, y el uso como mercado de abastos también.

En este último documento entregado, viendo la respuesta en la calle que ha tenido la propuesta, han dado ustedes marcha atrás, pero sólo en parte.

IU reclama que el estado actual del Mercado de la Concepción siga gozando de la protección urbanística que tiene en el vigente PGOU. Y esto no lo reconocen: lo ponen como equipamiento pero sin protección y ya se sabe, candidato a caer víctima de la piqueta, aunque dudo mucho que esto pudiera ser. En primer lugar porque esperamos que la Delegación de Cultura atienda la alegación que haremos al respecto y en segundo lugar, porque los portuenses no lo consentiríamos.

Pero analicemos y valoremos el documento que hoy se nos presenta.

En primer lugar, se debería haber dado continuidad a la delimitación del PEPCH que hay en el PGOU vigente.

El equipo redactor lo justifica en el tomo V en las normas urbanísticas disposición adicional 5ª: “Se modifica la delimitación del Plan Especial porque se trata de un tejido urbano conformado mayoritariamente por edificaciones residenciales de reciente construcción”.

Pero esto no es así desde nuestro punto de vista y será objeto de alegación por parte de IU.

Con la reducción de la delimitación del área respecto al anterior plan, dejan ustedes fuera Cascos bodegueros de la calle Rueda y San Francisco de Paula, calle La Rosa, la bodega de la calle Cervantes y Rueda, así como las bodegas conformadas por la manzana Avenida Sanlúcar, San Francisco de Paula, Zarza y Rueda.

La mayoría de estas bodegas con más de 100 años de antigüedad y conformadoras de una escena urbana característica de nuestro Barrio Alto.

Ya se que me dirá que algunas de estas bodegas están contempladas en el catálogo exterior del PGOU pero me quieren explicar ¿porqué reducen el ámbito del PEPCH? ¿Qué intención esconde este bocado que se le da al PEPCH?

Otro asunto, tras las reiteradas quejas de IU de que la acera impar de la calle Valdés quedaba fuera del ámbito de protección y que lo proyectado por el PGOU (catalogo exterior) era demoledor, el equipo redactor se comprometió a ampliar el perímetro e incluirlo en el “entorno”.

De poco sirvió  pues para justificar las actuaciones propuestas el equipo redactor se basa en que está fuera del límite de protección. Da igual que en esa acera se encuentren cascos bodegueros tan antiguos o más que los que hay en Campo de Guía (Bodega Serodys  o Campbell Vieja de 1838 y 1842)…

En general, si comprobamos los niveles de protección contemplados en el PGOU vigente y lo que se propone en este PEPCH, las diferencias son muy importantes:

Se observa el rebaje del nivel de protección de una gran cantidad  de edificios. Unos 30 que han pasado de protección estructural a ambiental, o la desaparición total de su nivel de protección de otros cincuenta edificios.

Basta comparar en el Documento 2 Plano 1.08 la protección global que se daba en el vigente PGOU a la manzana entre San Bartolomé, Valdés, Moros y Comedias (el corazón del Campo de Guía) con lo previsto (en varias de esas bodegas 3 plantas más ático retranqueado).

En este mismo plano, aparece protección integral en Casa de las Cadenas, pero no se colorea lo derribado ilegalmente, sin embargo en la página 113 del Documento 3 (Memoria de Ordenación) se dice textualmente “La actuación de recuperación del patrimonio histórico de la Casa de las Cadenas deberá ejecutarse conforme a los plazos de la sentencia (primer bienio del primer quinquenio). ¿Por qué?

No podemos permitir que quienes obraron ilegalmente se salgan con la suya.

Lo mismo puede decirse del Palacio de Roque Aguado. Se le quita la protección a la parte trasera por lo que no se respeta la globalidad de la edificación.

Entrando a fondo en el Documento 3 (Memoria de ordenación), con respecto a los cascos bodegueros es patente  que se han realizado cambios de uso y catalogación incompatibles e incomprensibles con un estudio pormenorizado y minucioso como el que el valor histórico y arquitectónico del conjunto bodeguero se merece.

Para ello se alude a justificaciones que raya con la desfachatez. Por ejemplo en la página 82 en relación con las áreas específicas de revitalización (vaya paradoja de nombre).

AER – 3 Valdés, 2
AER – 4 La Pastora (fachada a Valdés)
AER – 6 Buenos Aires
AER – 7 Caballero Plaza de Toros

“El criterio de intervención siempre está presidido por la constatación de que se trate de edificaciones sin valor patrimonial alguno y que representan usos degradantes y aconseja su erradicación”.

Varias de estas bodegas están inscritas en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz (Documento de la Delegación Provincial de Cultura, Enero de 2007).

IU no se niega a que haya uso residencial en Campo de Guía (desde luego no tanto como lo propuesto aquí) pero reclama y exige el mayor cuidado y agotar las posibilidades para salvar la globalidad del conjunto.

IU defiende y propone modificaciones en las áreas de reparto.

Por ejemplo, ¿qué sentido tiene calificar como equipamiento las bodegas ocupadas hoy por hoy por Serodys si el uso que se está haciendo es compatible con la conservación del edificio?

Si el “problema” es el equipamiento municipal (almacén) que hay en Jiménez Sandoval en cuya manzana se quiere hacer residencial, trasladémoslo a la bodega San Bartolomé –Los Moros (antiguo embotellado de Osborne) que por no tener columnas y ser diáfano albergaría perfectamente el polideportivo cubierto que tanto se necesita en el centro y que podría utilizar las alumnos de Colegios e Institutos que carecen de estas instalaciones en la zona, además de dar servicio a todos los vecinos.

El equipamiento previsto en la bodega 501 podría trasladarse perfectamente a la bodega situada en Patio Cossio (perpendicular a la rehabilitada para archivo y en muy buenas condiciones).

¿Porqué empeñarse hoy en cargarse lo que hasta ahora ha tenido protección global (máximo nivel de protección tras los 4 BIC) si hay alternativa?

Me dirán que las áreas de reparto están así y no de otra manera. Pero tampoco es cierto tal y como se recoge en la página 91 del Documento 3, en la que se adquiere como zona verde el aparcamiento de ALDI y se liga con el AER-1 Campbell.

¿Porqué aquí se puede y en lo que proponemos desde IU no?

Otro aspecto en el que estamos disconformes es con lo propuesto para las bodegas Valdés 2 en la que se propone residencial a 3 y 5 plantas con zonas verde adyacente que rompería el actual alineamiento de calle Valdés. Máxime cuando el mismo equipo redactor dice en la página 89 documento 3 que la Bodega Colosía data de 1973 y vinieron a sustituir el antiguo Palacio de Cumbre Hermoso, un edificio que condicionó en su momento el trazado del ensanche bodeguero Campo de Guía”.

Desde IU proponemos residencial en esa zona pero recuperando la volumetría del antiguo palacio y cuidando especialmente la arquitectura del edificio de manera que “recuerde” lo que allí hubo.

A cambio, libere de la piqueta la manzana de La Pastora.

Hay soluciones, hay alternativas, pero me temo que caminan ustedes más cerca de la destrucción de Campo de Guía que de la rehabilitación.

En El Puerto faltan multitud de equipamientos que podrían ubicarse perfectamente en cascos rehabilitados (como el archivo): Bibliotecas, Casa de la Juventud, polideportivos, palacio de justicia, centros de salud, mueso del vino, museo taurino, salas de estudio…

También hay numerosas iniciativas privadas compatibles con la conservación: restauración, hoteles, centros comerciales, tiendas de artesanía, gimnasios, bares, locales para franquicias…

Todo esto es compatible con viviendas, que no se cargue la globalidad del conjunto.

Efectivamente, el Campo de Guía está llamado a ser nexo de unión entre el casco histórico y la zona de Crevillet.

Es el momento de apostar por nuestro futuro recuperando el pasado y las posibilidades inmensas que nos ofrece nuestro Casco histórico y especialmente nuestro Campo de Guía.

Cuando en una jornada de Patrimonio Municipal pudimos observar desde lo alto el mar de tejas que conforma Campo de Guía, me pregunté ¿qué  pasó? ¿Cómo fue posible? ¿Cuándo? ¿Qué condicionó  este ensanche de la ciudad? ¿Qué repercusión tuvo en la vida de los portuenses?

Recuperar y dejarme interpelar por esa historia, por esas alineaciones, por tanta grandeza me hizo apreciar mucho más mi ciudad.

Si a eso le unimos las experiencias de familiares y conocidos que trabajaron en las bodegas de El Puerto no queda más remedio que reconocer que constituye la seña de identidad más importante que tenemos.

Nuestro voto va a ser NO a este documento porque creemos que se pone en peligro todo esto.

Y si ustedes lo aprueban en Junta de Gobierno, haremos explicitas todas nuestras alegaciones y le explicaremos a los portuenses lo que quieren hacer con sus bodegas y con su pasado.

Hace falta un PEPCH pero no este que ustedes traen.

Hay cosas que por la premura de tiempo y la limitación del mismo en este pleno se han quedado en el tintero pero también se harán vía alegación.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta