IU sigue manteniendo la necesidad de rescatar el servicio de autobuses

Pepa Conde denuncia el incumplimiento del pliego de contrato por parte de GDF y apuesta por el rescate del servicio.

Izquierda Unida quiere dejar claro la irresponsabilidad en primer lugar, de la empresa concesionaria del servicio de autobuses, porque debían haber presentado durante el primer trimestre del año el plan de explotación del servicio para 2010, y en segundo lugar al equipo de gobierno por haber permitido esta situación, puesto que a falta de un mes para concluir el año.

Como aclara la candidata de Izquierda Unida, Pepa Conde, al “no haberse aprobado” en pleno el Plan de Explotación para 2010, “el servicio debe regirse por el plan anterior”, es decir el de 2009, por lo que la portavoz de Izquierda Unida cree que “el ayuntamiento está permitiendo que se desarrolle un plan de explotación sin que se haya elevado al pleno para su aprobación”.
 

Además, desde el pasado mes de septiembre se están produciendo recortes en el servicio, en concreto, están afectando a las líneas 1 y 2 durante fines de semanas y festivos, y algunos usuarios llegan a esperar hasta una hora para poder desplazarse, algo que según Conde es fruto de la “pésima” gestión del equipo de gobierno y “muestra la pérdida de calidad del servicio y el poco interés del equipo de gobierno para que este servicio sea una verdadera alternativa de movilidad y cubra las necesidades de los ciudadanos”.

Como recordaremos, el alcalde desmintió  que se estuviesen produciendo recortes en los servicio públicos y posteriormente la Concejala de Medio Ambiente, Blanca Merino, reconoció que se estaban produciendo recortes en el transporte urbano, y los justificó aduciendo a que estaban previsto desde principios de año, algo que desmienten desde Izquierda Unida, puesto que dicho recorte se produce como consecuencia de un escrito presentado por la empresa G.D.F. en el registro del Ayuntamiento ese mismo mes en el que plantea un recorte en los servicios y la suspensión temporal de éstos.  

Todo ello hace pensar a Izquierda Unida que desde el área de Medio Ambiente se está desarrollando con “muy poca claridad” todas las gestiones relativas a este servicio, y todo ello con el “beneplácito del alcalde”.

Finalmente la portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde insiste en que “existen elementos suficientes” para demostrar que la empresa viene incumpliendo “reiteradamente” el pliego de condiciones del servicio, tanto en sus obligaciones con los trabajadores como en materia de calidad del servicio, y asegura que “desde el área de Medio Ambiente son conscientes de esto”, y apuesta por buscar “una solución definitiva al problema de autobuses, que pasaría por el rescate del servicio por parte del Ayuntamiento”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta