Izquierda Unida pide recuperar la ayuda de 426 euros a los parados

Pepa Conde considera necesario el mantenimiento de las ayudas y restablecer el Impuesto sobre el Patrimonio para financiar un Plan de Empleo.  

En el año 2009, el Gobierno de España puso en marcha el llamado Plan Temporal de Protección por Desempleo e Inserción, que se debió a una iniciativa parlamentaria que Izquierda Unida sacó adelante el año pasado y que luego se consiguió prolongar por otros seis meses, entre cuyas medidas se contempló el abono de 426 euros a los parados de larga duración que no estuvieran percibiendo ninguna ayuda, y supuso la posibilidad de obtener un abono mensual para paliar la situación dramática en la que se puede encontrar las personas desempleadas sin prestación alguna.

El pasado 3 de diciembre, el Consejo de Ministros adoptó, entre otros acuerdos, la supresión de la mencionada ayuda a partir del 15 de febrero de 2011. Esta desafortunada decisión coloca en la exclusión social absoluta a más de 300.000 desempleados en este país, según fuentes sindicales, situación que puede agravarse en este año, pudiendo alcanzar la cifra de 700.000. 
 

Para la Portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde “el gobierno socialista ha trasladado a España las medidas más conservadoras de Europa traicionando no sólo a sus votantes, sino a la clase trabajadora en general y a los más desfavorecidos en particular”.

Por ello exige “una rectificación” en el conjunto de la política neoliberal y ultraconservadora que vienen aplicando, “medidas absolutamente descabelladas y atentatorias contra los derechos básicos de los españoles”.

Conde destaca la “incoherencia” del gobierno que “elimina las ayudas” a los desempleados de larga duración mientras “paradójicamente mantiene los privilegios económicos o pensiones vitalicias a los ex presidentes del gobierno en un ejercicio de escasa sensibilidad”.

También señaló que el restablecimiento del Impuesto sobre el Patrimonio, “impuesto que en su gran mayoría, no afectaría a las clases medias, sino que sería aplicable a los segmentos más privilegiados de población”, supondría al conjunto del Estado un “aumento” del los ingresos públicos “cercanos a los 1.800 millones de euros”, lo que permitiría financiar “el Programa de Empleo que Izquierda Unida presentó al Presidente del Gobierno” a principios de 2010, con el que se “crearían 45.000 puestos de trabajo” en las Comunidades Autónomas.

Por todo ello Pepa Conde defenderá en el próximo Pleno, que se celebrará el jueves 3 de Febrero, una propuesta en la que solicitará la reinstauración de la ayuda de 426 euros para los parados de larga duración que no perciban ningún tipo de prestación económica, así como el restablecimiento del Impuesto sobre el Patrimonio, para financiar un Plan de Empleo en todas las Comunidades Autónomas.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta