Izquierda Unida denuncia el uso partidista de la publicidad municipal

Pepa Conde presentará una iniciativa para que los portuenses conozcan el coste de la propaganda institucional.

Durante la mañana de ayer la portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde, consultó en la sección de contabilidad del Ayuntamiento una factura de la empresa Audiovisual Española 2000 S.A., empresa filial del periódico La Razón.

Dicha factura se registró  en el consistorio el pasado día 10 de febrero, y el importe de la misma asciende a 3.540 euros.

“Es curioso que hace un par de días el Alcalde Enrique Moresco haya sido entrevistado en dicho periódico de tirada nacional”, comenta Pepa Conde, quien además habló telefónicamente con el concejal de comunicación, Raúl Capdevila, para conocer los servicios prestados por la empresa, puesto que en la factura “tan solo se especificaba” que se trataba de “una publicación especial”.
 

Raúl Capdevila respondió a la portavoz de Izquierda Unida que el motivo de dicha factura era la publicación en dicho periódico de un anuncio sobre la presencia de El Puerto en FITUR.  

Para Conde es “inadmisible” que este equipo de gobierno esté continuamente mintiendo, puesto que “vendieron” la decisión de no instalar stand en FITUR porque supondría un importante ahorro económico, “pero se gastan el dinero ahorrado en anuncios en prensa”.

Conde indicó que es "triste" que el alcalde pretenda sufragar su campaña electoral "con el dinero de todos los portuenses", al tiempo que matizó que "no se pueden estar subiendo los impuestos para que ellos se paguen sus campañas".

“Quienes pagan tienen derecho a recibir toda la información”, con ese argumento, Pepa Conde ha explicado que próximamente presentará una iniciativa encaminada a que la propaganda institucional especifique el coste de la misma, con cargo a que Concejalía se efectúa y la empresa o empresas que intervienen en la campaña publicitaria.

Desde Izquierda Unida argumentan que el Ayuntamiento destina en cada ejercicio miles de euros a la propaganda institucional, y que en la mayoría de los casos no tienen ninguna utilidad para los ciudadanos. "La propaganda cuesta una cantidad de dinero que los ciudadanos no tolerarían en caso de saber lo que nos cuesta", agregó Conde.

Izquierda Unida considera que se debe avanzar en la transparencia y el control del gasto público, y “el mejor mecanismo para no derrochar es gastar lo estrictamente necesario”.