Izquierda Unida considera que los gastos de la pasada Feria «son excesivos e impropios en tiempos de crisis económica»

Izquierda Unida critica la falta de una gestión eficiente de la política económica que mantiene el gobierno local, y pone, esta vez, en entredicho el elevado gasto municipal en la Feria 2011, cuyo presupuesto fue aprobado por el equipo de gobierno en la Junta de Gobierno Local celebrada el pasado 5 de mayo.

Concretamente los Gastos ascienden a 1.084.686´87 y los Ingresos suponen una cuantía de 464.193´52, lo que refleja un balance negativo de 620.493´35 euros, Izquierda Unida ha querido comparar estos datos con el presupuesto de 2010, que también arrojaba un balance negativo de 490.263´40 euros, por lo que este año, como indican desde la formación de izquierdas, se han gastado 130.229´95 euros más que el año anterior.  

Pepa Conde manifiesta el malestar de su grupo, y asegura que “no entendemos este aumento de gastos tan espectacular sobre todo cuando se insiste por parte del equipo de gobierno en que esta Feria se acoplaba a la situación económica en la que nos encontramos”. Por lo que considera que el equipo de gobierno anuncia y defiende una “falsa política de austeridad como podemos comprobar”. 
 

Ya en detalles, la coalición destaca que entre las partidas que han hecho  aumentar los gastos con respecto al año anterior, se encuentra diferentes partidas, entre ellas, una nueva partida dedicada a publicidad por valor de 2.950 euros; el aumento en 1.700 euros de los gastos de representación de Concejales y del Alcalde, cuya cifra total supone un gasto de 8.700 euros para las arcas municipales; o el aumento de gastos en materia de vigilancia, entre otros.

La partida que más gastos genera es la de instalación del alumbrado, con un total de 428.701´30. Conde defiende, tal y como llevaba Izquierda Unida en su programa electoral, que el dinero destinado a la instalación de alumbrado podría emplearse en “talleres prelaborales para formar a electricistas e instaladores, a los que posteriormente se contrataría para confeccionar el alumbrado de los distintos festejos, así como su instalación”. De esta manera “se ahorrarían gastos para aliviar las arcas municipales y se invertiría en la creación de puestos de trabajo en la ciudad", agregó la portavoz de Izquierda Unida.

Pepa Conde, mantiene que el Ayuntamiento debe “optimizar los recursos” y llevar a cabo una “política económica responsable y planificada” para “gestionar mejor el dinero de las y los portuenses”, “evitando gastos desmesurados e impropios en tiempos de crisis económica”. Y añade que es “inadmisible” que hayan “aumentado los gastos de la feria” en 130.000 euros más que el año anterior, mientras que en la puerta del ayuntamiento “cada día se manifiestan trabajadores por la deuda que el Ayuntamiento mantiene con sus empresas”, y citó como ejemplo a las trabajadoras del Programa de Acción Comunitaria en Barrios, que llevan un “retraso” de tres meses en el cobro de sus nóminas.

Finalmente Conde considera que el actual equipo de gobierno se limita "a lanzar cortinas de humo y culpar a otras administraciones de todos los males de la ciudad, y no se esfuerzan en cumplir con sus obligaciones”. Recordándoles que “gestionar un Ayuntamiento es algo más que echarse fotos y cobrar una cuantiosa nómina todos los meses". Y volvió a solicitar al Alcalde Enrique Moresco que en aras de la transparencia “dé a conocer públicamente la deuda que el Ayuntamiento mantiene con las diferentes empresas” que trabajan para e consistorio portuense.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta