IU exige la dimisión de Alegre y que se depuren responsabilidades

Pepa Conde pide en rueda de prensa la dimisión de Alegre y solicita a Coronado que abra una investigación para depurar responsabilidades.

A raíz de la denuncia realizada por UGT el pasado 21 de junio y la solicitud de Izquierda Unida del día 23 del mismo mes, se destapó que el Concejal de Cultura y Fiestas, el popular Millán Alegre, retiró su vehículo del depósito municipal sin abonar la preceptiva tasa.

Pepa Conde ofreció, en la mañana de ayer, una rueda de prensa en la que comentó las declaraciones realizadas el martes por el Alcalde, Enrique Moresco. En ellas el máximo responsable municipal justificó que el vehículo del concejal se encontraba mal aparcado porque éste acudió a un “acto público”. Algo que según Conde es “falso”, puesto que el escrito que presenta Millán Alegre en la Policía Local el día de los hechos, dice textualmente que “atendiendo a sus labores de concejal, fue llamado de manera urgente”, para una reunión.
 

Conde recordó  a Alegre, que “los portuenses sabemos que la Plaza de Toros, se encuentra muy cerca de la plaza del Ave María”, donde se dirigía el edil de cultura ese día, y “se tardan 2 minutos en aparcar y llegar” a dicho sitio.

Sobre las declaraciones de Millán Alegre en las que manifestó que pagará voluntariamente la tasa, Conde considera que con estas declaraciones “reconoce que incumplió claramente la ordenanza municipal que el mismo aprobó”, y en la que el pago retroactivo de esta tasa “no está contemplado”, ya que el artículo 5.2 de la Ordenanza Fiscal Nº 13 reguladora de la tasa del servicio de grúa y depósito municipal indica textualmente que se “deberá abonar como requisito previo a la devolución del vehículo”, pero además, el artículo 8 indica tácitamente que “no se concederán exención ni bonificación alguna en la exacción de la Tasa”. Por tanto, la edil de Izquierda Unida considera que “ahora de nada sirve que trate de pagarla, puesto que actuó a sabiendas de que incumplía la normativa municipal”.

“Creemos que ha existido presión política para la retirada de la multa y no abonar la tasa”, y cuestiona que el 2º Jefe de la Policía conociera inmediatamente que el vehículo multado era del concejal del partido popular, “ya que no creemos que se llame al jefe de policía cada vez que se retira un vehículo mal aparcado”.

En cuanto al informe policial en el que se basan tanto el Alcalde como el Concejal para justificar que el impago de la tasa, indicó que contiene varios “errores de bulto”, en primer lugar, “se realizó el día 5 de julio”, es decir, 22 días después de la retirada del vehículo. Además, Conde considera que “de no ser por la denuncia de UGT e Izquierda Unida, probablemente nunca se hubiera realizado nunca”.

Otro de los errores que contiene el informe es que trata de justificar, en base al artículo 21.2 de la Ley de Haciendas Locales, el impago de la tasa, lo que a juicio de Conde, “es una interpretación sui generis, personal y totalmente subjetiva”, ya que este artículo indica que “no estarán obligados al pago de las tasas … los que inmediatamente interesen a la seguridad ciudadana o a la defensa nacional”, y es más que evidente que una reunión del Concejal de Cultura y Fiestas, no entra dentro de esta excepción marcada por la legislación. Además, Conde considera que la asesoría jurídica de la policía local “debería haberse encargado de interpretar la norma”, y “elaborar” el informe.

En todo caso, para Izquierda Unida es de “mayor gravedad” que el informe “reconozca expresamente” que este hecho “no es aislado”, puesto que el 2º Jefe de la Policía Local relata en su redacción que es una “práctica habitual o costumbre desde hace años, entregar los vehículos multados a las autoridades”. Lo que hace sospechar a Pepa Conde que se hayan cometiendo “irregularidades” desde hace varios años, por ello Conde cree que “éste caso concreto es simplemente la punta del iceberg” de un asunto mayor, que podría desembocar en un “presunto delito de prevaricación”.

Sobre la actitud del Concejal de Policía Local, considera que “trata de justificarse alegando que tomó posesión el 1 de julio, pero el informe policial se realizó el día 5”, por tanto, “debía conocerlo” antes de que estos hechos trascendieran en los medios de comunicación.  

La portavoz de la coalición, echó en falta que el edil andalucista, Carlos Coronado, no anunciara “medidas contundentes y disciplinarias”, por lo que le solicita que “abra una investigación” para “depurar responsabilidades tanto políticas como técnicas”.

Finalmente Izquierda Unida  exige la dimisión del Teniente Alcalde, Millán Alegre, por “aprovechar su status y posición” para “evadir el pago de la infracción” cometida, cuando “nuestros representantes deben servir como modelo para los ciudadanos”. Y anuncian que presentarán al próximo pleno ordinario del mes de septiembre una propuesta para que se constituya una Comisión de Investigación, que de a conocer “desde cuándo se están llevando a cabo estas prácticas, a quiénes se ha beneficiado”, y sobre todo para “clarificar los hechos y tomar medidas drásticas, depurando responsabilidades políticas y técnicas”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta