Izquierda Unida cree que PP y PA pretenden convertir los aparcamientos en un negocio

Pepa Conde, preguntará en el pleno del jueves cuando comenzará  IMPULSA a gestionar los aparcamientos y que tarifas pagaremos.

En la actualidad dejar el coche en los aparcamientos en superficie de la Avenida de la Bajamar nos cuesta un euro, pero con la futura gestión de IMPULSA esta tarifa tiene los días contados ya que los portuenses comenzaremos a pagar en función del tiempo que nuestro vehículo permanezca estacionado.

La portavoz de Izquierda Unida, Pepa Conde considera que “ya pagamos un impuesto por circular y ahora quieren imponernos pagar más por aparcar en un suelo público que a largo plazo acabarán gestionando y explotando empresas privadas, consagrando el modelo que persiguen el Partido Popular y el Partido Andalucista de privatizar todo lo público, como pretenden hacer con APEMSA”.

Conde preguntará, en el pleno ordinario que se celebrará el jueves, la fecha en que IMPULSA comenzará a gestionar las bolsas de aparcamiento en superficie del margen derecho del río, así como la cuantía de los tramos tarifarios. 
 

La puesta en marcha de una gestión horaria de los aparcamientos en superficie supondrá, según la edil, “un perjuicio para los hosteleros y el pequeño y mediano comercio del casco histórico, ya que quienes se desplacen allí en coche pagarán mucho más de lo que se paga actualmente”. Y entiende que en lugar de facilitar los desplazamientos y “permitir el mantenimiento del comercio del centro”, los ciudadanos “acabarán desplazándose a las zonas comerciales situadas en las afueras de la ciudad, lo que ahondará en la maltrecha economía del comercio local”. Además, ha solicitado por escrito al concejal de comercio, Raúl Capdevila, y a la concejala de Economía, Leocadia Benavente, el informe económico que avala la implantación del nuevo cobro por tiempo de estacionamiento.

Con respecto a los trabajadores que actualmente ejercen su labor en dichas bolsas de aparcamiento, desde la coalición apuntan a que dichos puestos de trabajo se perderán “progresivamente” porque paulatinamente irán implantando sistemas de cobro automáticos.

Finalmente, Izquierda Unida apunta que el gobierno local trata de paliar con este tipo de medidas su mala gestión económica de las arcas municipales. Según Conde el equipo de gobierno “tiene un ansia desmesurada por obtener dinero, y este modelo de gestión tiene un afán recaudatorio que afectará al comercio y al turismo, y sobre todo, al bolsillo de los ciudadanos”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta