IU pide al Gobierno de la Junta interceda ante bancos y cajas para acordar una salida a las participaciones preferentes

El parlamentario de IU, Ignacio García, lleva una PNL a la Cámara andaluza exigiendo soluciones al “drama” de miles de pequeños ahorradores

Izquierda Unida ha registrado una proposición no de ley en el Parlamento andaluz encaminada a buscar una solución a la estafa bancaria a miles de familias víctimas de las participaciones preferentes emitidas por las entidades bancarias. La iniciativa presentada por el parlamentario andaluz y vicepresidente primero del Parlamento, Ignacio García, solicita al Parlamento que inste al Gobierno andaluz a dirigirse “a los consejos de administración y asambleas generales de los bancos y cajas que han emitido participaciones preferentes en Andalucía a que apliquen las fórmulas y procedimientos oportunos para que se reembolse de forma inmediata el capital invertido –o se acuerden con ellos fórmulas satisfactorias de reembolso- a aquellos consumidores de participaciones preferentes con un perfil de riesgo conservador que buscaban una inversión a plazo fijo con capital garantizado y que ya hayan solicitado el reembolso”. Pide además, que se procure “una salida adecuada para el resto de afectados”.
 

García señala que de acuerdo con la descripción de la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las participaciones preferentes son “valores emitidos por una sociedad que no confieren participación en su capital ni derecho de voto. Tienen carácter perpetuo y su rentabilidad, generalmente de carácter variable, no está garantizada. Se trata de un instrumento complejo y de riesgo elevado que puede generar rentabilidad, pero también pérdidas en el capital invertido”. El parlamentario de IU denuncia que en la mayor parte de los casos denunciados, “se trata de ahorradores con historial carente de inversiones arriesgadas y que, por norma general, siempre habían rentabilizado sus ahorros con la contratación de depósitos bancarios e imposiciones a plazo fijo que les permitían rescatar su dinero en cualquier momento”. García censura la “falta de transparencia” de las entidades ante estos productos y la negativa a devolver el dinero a los afectados, “sumiéndoles en muchas ocasiones en una situación desesperada”. Hay que tener en cuenta que la estafa afecta a unas 700.000 personas en todo el país y en el caso de la provincia de Cádiz asciende a los 10.000 afectados.

El parlamentario de Izquierda Unida considera que las administraciones deben presionar para que desde las entidades bancarias se aporten soluciones favorables para los afectados por el fraude. Asimismo, entiende que este asunto “debería ser un elemento importante en la comisión de investigación de debería abrirse sobre Bankia y sobre el sistema bancario en general”. El vicepresidente del Parlamento afirma además, que “hay agujeros ya conocidos en el sistema bancario, pero éste de las participaciones preferentes tiene tintes dramáticos, por lo que supone de estafa a personas mayores y pequeños ahorradores”.

García ha señalado que el Grupo Parlamentario andaluz trasladará este asunto al Grupo de IU en el Congreso de los Diputados para que sea tenido en cuenta en las peticiones de comisión de investigación sobre el sistema bancario.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta