IU realiza un balance de 2012

Para Izquierda Unida los protagonistas de 2012 han sido “los trabajadores de las empresas concesionarias y la ciudadanía que en general ha salido a la calle a defender sus derechos”.

El grupo municipal de IU ha destacado cinco aspectos que han marcado el año 2012: “la subida de impuestos, la conflictividad laboral en las empresas concesionarias, el plan de ajustes del gobierno municipal de PP y PA, la privatización de APEMSA y la zona naranja en Valdelagrana”.

Es innegable que estamos padeciendo la mayor crisis del sistema capitalista. La ciudadanía sufre diariamente las dificultades que ello provoca, aumentadas por unas políticas de recortes que hacen recaer en la gente de la calle los errores de los verdaderos culpables de esta situación.  Desde el Ayuntamiento no se aportan soluciones, sino que recae en las espaldas de la ciudadanía la mala gestión económica que han caracterizado los últimos años, de hecho El Puerto se sitúa en el pódium de las ciudades de la provincia con los impuestos más altos. Tal es así que según el informe elaborado por la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz, nuestra ciudad se sitúa a la cabeza entre las localidades de la provincia con mayor presión fiscal, tanto el IBI, el Impuesto sobre vehículos (IVTM), el Impuesto sobre Construcciones, la Tasa de basura y el IAE se encuentran entre los más altos.
 

A pesar de ello, los portuenses hemos visto aumentar más aún los impuestos este 2012, algunos con subidas espectaculares como el IBI -que ha llegado a subir un 13%- la tasa de basura o el recibo del agua.

El plano económico también ha estado marcado por la aprobación del plan de ajustes municipal, cuya consecuencia más directa ha sido el recorte en los  servicios públicos con la consecuente merma de la calidad en la prestación de los mismos. Ejemplo de ello ha sido el cierre del piso asistido.

Se marcha un 2012 marcado también por la conflictividad laboral en el seno de las empresas concesionarias del Ayuntamiento, con despidos de trabajadores, reducciones salariales y, como apuntamos anteriormente, perdida de calidad de los servicios. La prueba evidente de esta conflictividad laboral han sido las innumerables concentraciones llevadas a cabo por el personal de las contratas municipales a las puertas del consistorio (recordemos: Claros, FCC, Autobuses Urbanos, Playas y pinares y un largo etcétera).

No podemos olvidar que a largo de este año el equipo de gobierno de PP y PA ha implantado un política de privatización de los aparcamientos. El parking de la pescadería ha pasado a ser de pago fraccionado por horas, se ha implantado la zona naranja en Valdelagrana, y no creemos que pase  mucho tiempo para que veamos como instauran la zona azul en Crevillet ya que la empresa municipal Impulsa contempla en sus previsiones de ingreso para 2013 su puesta en marcha. Y seguramente el próximo verano amplíen la zona naranja a otras playas de la ciudad.

Creemos que el peor dato de 2012 sin duda alguna ha sido las cifras de paro y su evolución. Cada mes se ha batido el record negativo del número de parados en la ciudad, al igual que en todo el estado, y se ha producido una devastadora destrucción de puestos de trabajo en todos los sectores.

En el 2013, IU espera que se produzcan “buenas noticas, aunque parece que no va a ser mejor que el 2012” fruto de las políticas de austeridad que se están llevando a cabo desde el gobierno central e imponiéndose a ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Por ello, la mejor noticia posible es que “la destrucción de empleo se frene y las cifras de paro record se queden en la memoria y no se batan mes a mes”.

Desde la organización de izquierda consideran que es necesario que se cambien las políticas que se están llevando a cabo, y cree necesario llegar al entendimiento entre las administraciones para generar empleo, como en el caso concreto de los terrenos de Visteon, donde podría instalarse la planta de autobuses eléctricos. En este sentido desde IU creen indispensable que PP y PSOE dejen a un lado sus disputas bipartidistas y se centren en facilitar las gestiones y dicho proyecto se haga realidad.

Izquierda Unida se marca varios retos para este nuevo año, entre los que destacan “abrir nuestra organización al exterior para trabajar a pie de calle y codo con codo con la ciudadanía de El Puerto para aportar soluciones y alternativas a los problemas que sufre la inmensa mayoría de la población”. Y apuntan que “seguiremos estando con quienes estamos padeciendo las consecuencias de esta crisis que no hemos generado”.

Por último Izquierda Unida desea a la ciudadanía portuense un Feliz 2013 en el que se frene la sangría del paro y se generen empleo y expectativas de futuro para nuestros jóvenes, que los mayores tengan garantizada las pensiones y la sanidad y donde no perdamos más derechos ni se reduzcan los servicios.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta