IU quiere que el puerto sea municipio libre de desahucios

Pepa Conde: “El Ayuntamiento debe decidir si está del lado de los ciudadanos o de los culpables de la crisis”.

Cada vez son más las familias que no pueden hacer frente a sus préstamos hipotecarios o alquileres, lo que está provocando una situación de alarma social frente a la que las Administraciones no pueden permanecer impasibles.

“El número de familias desahuciadas va en aumento y además de quedarse sin casa tienen que hacer frente a la deuda con el banco, con la carga que ello supone” manifiesta Pepa Conde.

Izquierda Unida considera que las medidas propuestas por el Gobierno Central son insuficientes, y la actual legislación hipotecaria es demasiado obsoleta, ya que data de 1946 y nace por tanto en unas cortes franquistas.

“Esta situación merece el compromiso real y la respuesta contundente por parte del Ayuntamiento, es urgente paralizar los desahucios y reconocer el derecho a una vivienda de las personas desahuciadas”. Conde afirma que “cada vez son más los Ayuntamientos que se posicionan, y cuentan con el respaldo de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía que desde la llegada del nuevo equipo a la Consejería, ha fijado como principal prioridad la lucha contra los desahucios, adoptando medidas útiles a través del Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda”.
 

A través de este programa la Junta abrió  el 8 de octubre de oficinas que ofrecen prevención, intermediación y protección a las personas en riesgo de ser desahuciadas o que ya lo han sido. Estas oficinas de asesoramiento las atiende un equipo especialmente cualificado de licenciados en derecho, administrativos y trabajadores sociales, que cuentan además con el apoyo directivo de los Servicios Centrales de la Consejería de Fomento y Vivienda.

Por todo ello, Izquierda Unida solicitará  en el pleno del próximo jueves que El Puerto de Santa María sea declarado como “Municipio Libre de Desahucios”. Otro de los acuerdos que proponen es que SUVIPUERTO ordene la paralización de todos los desahucios. Y por último que  el Ayuntamiento se adhiera al Convenio de Colaboración del Programa Andaluz en defensa de la Vivienda llevado a cabo por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

El objeto del convenio es establecer las líneas de colaboración entre la Consejería y el Ayuntamiento para ofrecer a los ciudadanos y ciudadanas asesoramiento, intermediación y la protección adecuadas para prevenir que como consecuencia de la actual situación de crisis económica puedan perder su residencia habitual, con la finalidad de evitar que se vean privadas de la misma. El acuerdo conlleva desde el asesoramiento y asistencia municipal hasta actuaciones de realojo provisional para las personas afectadas.

Finalmente Pepa Conde espera que esta propuesta sea “apoyada” por todos los grupos con representación municipal “para que dejen claro si se posicionan del lado de los ciudadanos o del lado de los culpables de la crisis”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta