Discurso de Antonio Fernández en el Debate sobre el estado de la ciudad

Buenos días a todas y todos, buenos días vecinas y vecinos presentes en este salón de plenos y a quienes nos siguen a través de los diferentes medios de comunicación.

Celebramos el Debate sobre el Estado de la Ciudad: un debate que debe servir para hacer un diagnóstico de la Ciudad, de las condiciones de vida de la ciudadanía portuense, donde contrastar los diferentes puntos de vista sobre la realidad y la actualidad de nuestro municipio, poniendo el acento en las necesidades reales y en los problemas de El Puerto y sus gentes.

Un diagnóstico que nos lleve a plantear ideas sobre cuáles deben ser las prioridades del gobierno para afrontar este difícil momento y también cuales son las apuestas de futuro.

El Puerto está atravesando momentos complicados, nuestra ciudad soporta un alto índice de desempleo. Sin duda, la crisis nos está azotando con virulencia pero los concejales de Izquierda Unida no vamos a caer en la tentación de hacer de esta situación un arma arrojadiza, nuestra vocación es otra: Nuestra vocación es, precisamente, la de superar esta situación planteando un nuevo modelo de ciudad que sea sostenible y resuelva los importantes problemas que sufren hoy los portuenses.

Queremos discutir con ustedes qué podemos hacer con nuestras competencias y nuestros recursos, porque no queremos que este debate se convierta en hacer oposición a la Junta o al Gobierno Central. Son ustedes, los concejales del equipo de gobierno, los responsables de gestionar este Ayuntamiento y los que estamos en la oposición de plantear alternativas, y eso es lo que hemos venido a hacer los concejales de Izquierda Unida en el día de hoy.

Partiendo de esta premisa comenzaré analizando la situación económica del Ayuntamiento.

La deuda viva municipal a 31 de diciembre del pasado año se situaba en más de 145 millones y medio. Voy a tratar de traducir esta cifra para que podamos entenderla mejor: Si mañana quisiéramos acabar con la deuda municipal cada portuense debería desembolsar más de 1.600 euros. Estas cifras sin duda nos deja un panorama económico preocupante.

Habría sido positivo que a pesar de estos malos datos hubiesen dado muestras de una mejora en la gestión económica aprobando los presupuestos en tiempo y forma, pero lamentablemente, y como tónica ya habitual los presupuestos de este año fueron aprobaron definitivamente el pasado 29 de agosto, hace justo un mes.

Y todo ello, a pesar de disponer de mayoría absoluta, por lo que no entendemos como año tras año los presupuestos se aprueban para una vigencia de 3 o 4 meses. Creo que no debo recordarles la importancia que tiene el presupuesto en el día a día de un ayuntamiento, más aún en tiempos difíciles como los que estamos atravesando.

Pero dado que el pasado mes de febrero -tras la espantada del Sr. Moresco- se ha producido un importante cambio al situarse la Sra. Tocino al frente del Área económica, no perdemos la esperanza de que podamos tener unos presupuestos para 2015 aprobados antes del 31 de diciembre.

Además, suponemos que al ser año de elecciones querrán tener aprobados los presupuestos cuanto antes, para poder hacer todo aquello que dijeron y que se comprometieron a llevar a cabo.

En Izquierda Unida ya hemos hecho la tarea que anunciamos en el debate del pleno de los presupuestos, y hoy mismo hemos registrado 30 medidas de carácter económico para que sean incluidas en las Ordenanzas Fiscales y en los Presupuestos del próximo año.

Hemos presentado un documento con propuestas rigurosas, viables y solventes, encaminadas a generar empleo y a mejorar las condiciones de vida de las personas que más están sufriendo las consecuencias de la crisis económica.

Proponemos la modificación de las Ordenanzas Fiscales bajo criterios sociales, de fiscalidad verde y de redistribución de la riqueza, con medidas como establecer una bonificación de la tasa del suministro de agua y de recogida de basura a los pensionistas y desempleados con bajos ingresos, por citar alguna de las medidas propuestas.

Proponemos profundizar en el control y la transparencia de la gestión económica y desarrollar procedimientos abiertos en los contratos menores. Aunque la legislación les permita realizar contratos sin publicidad y sin concurso en función de la cuantía económica sin lugar a dudas es más justo que dichas contrataciones se realicen con procedimientos abiertos a los que puedan concurrir las empresas locales a través de un registro abierto, sin duda, ganaremos en transparencia.

Proponemos la reducción y eliminación de gastos superfluos, así como medidas que mejoren la gestión económica de los recursos municipales. Nuestra alternativa presupuestaria está encaminada a ahorrar como mínimo 1´5 millones de euros con respecto a los presupuestos actualmente en vigor, sin que ello suponga reducción ni merma de ningún servicio municipal. Este ahorro que proponemos iría destinado a políticas sociales y de empleo.

Este documento contiene 30 medidas concretas. Les emplazo a tener un debate público para discutirlo y que dicho debate sirva para que la elaboración de los presupuestos esta vez sí sea participativa, que se fomente un debate social e institucional y que podamos contribuir en la elaboración de los presupuestos todos los portuenses.

Porque he de recordarles que desde que llegaron ustedes a la Alcaldía en 2007 llevan prometiendo implantar los presupuestos participativos, y hasta la fecha, no hemos visto el más mínimo avance. Tan sólo un sucedáneo de participación cuando acordaron con algunas asociaciones de vecinos llevar a cabo una serie de obras y mejoras en los barrios que incluyeron en los presupuestos del pasado año, y que han tenido que incluir en los presupuestos de este año nuevamente porque nunca llegaron a ejecutarlas.

Y hablando del estado en que se encuentran nuestros barrios y nuestras calles, hemos de decir que, a riesgo de parecer agoreros, son muchas las deficiencias que presentan. Durante este año las quejas vecinales han sido continuas: baches, socavones, aceras en mal estado, calles donde el adoquinado se hunde, como el de la Avenida Micaela Aramburu.

Y aquí voy a detenerme, permítanme que les diga que el resultado de la Avenida Micaela Aramburu es el ejemplo de lo que nunca más se debe volver a repetir. Me explico: Un Ayuntamiento no puede permitirse el lujo de gastar más de un millón de euros en adoquinar un tramo de una avenida y que en menos de tres años presente el aspecto actual. Además, merece una mención especial la reparación exprés realizada para el paso de la vuelta ciclista y que ha dado como resultado una tramo adoquinado repleto de pegotes de alquitrán.

Francamente, el aspecto actual es el claro ejemplo de lo que nunca más se debe hacer, máxime cuando esta avenida es una de las principales vías de nuestra ciudad y que acumula una larga lista de reparaciones en poco tiempo.

Y menos mal que finalmente no salieron adelante los planes de la Sra. Marta Rodríguez de plantar los famosos ginkgo biloba porque habría sido el remate. Aunque trabajo le costó a mi compañero Julio hacerles entrar en razón para que finalmente se planten palmeras y se pueda recuperar el palmeral que ha caracterizado a esta Avenida durante tantos años.

Continuando con la situación de los barrios, y del estado de las calles, hace escasamente un mes y medio, anunciaron la apertura de un concurso público para la contratación de los trabajos de conservación, reparación y reformas de las vías públicas de El Puerto. Nunca es tarde si la dicha es buena, pero se les ve el plumero porque lo hacen justo ahora que se aproximan las elecciones.

Además, debemos destacar algo que nos resultó curioso cuando la web municipal anunciaba esta noticia. Y voy a citar un párrafo que nos generó algunas dudas y creo que sería conveniente que nos aclarasen, paso a leerles el párrafo en cuestión:

“Destinar gran parte del presupuesto municipal al mantenimiento urbano de la ciudad ha sido desde la llegada de Alfonso Candón a la alcaldía una prioridad que en breve comenzará a materializarse en las distintas zonas de la ciudad cumpliendo con las reivindicaciones de los vecinos y de sus barrios.”

En primer lugar creemos necesario matizar esta afirmación, puesto que la concejalía de Obras y Mantenimiento Urbano este año tiene asignado tan sólo el 6,53% del presupuesto municipal.

Y en segundo lugar nos preguntamos si es que con el Sr. Moresco al frente del Ayuntamiento el mantenimiento urbano no era importante. Parece ser a tenor de lo publicado por la web municipal que es ahora, con llegada del Sr. Candón a la alcaldía cuando se le da la importancia que merece.

Lo cual nos conduce, irremediablemente a trasladarle nuestras sospechas de que existe una falta de comunicación y de coordinación entre los concejales del equipo de gobierno más que evidente. Lo que sin duda está lastrando la gestión sobre todo cuando deben coordinarse varias áreas. Y como muestra un botón: Este verano se han celebrado dos eventos o ferias, la Feria Valdelagrana y la Feria de la Vendimia en el entorno de la Plaza de Toros. Bien pues cuando se montó la feria en Valdelagrana se desinstalaron dos máquinas del Circuito Biosaludable. Desde la Asociación de Vecinos nos han trasladado su preocupación porque estas máquinas aún no han aparecido.

Y cuando comenzaron el montaje de la feria de la vendimia en la Plaza de Toros, aquello era un auténtico caos, y se de lo que hablo porque estuve presente. Por un lado camiones descargando material para las obras del colector de la calle pagador, las atracciones llegando para poder instalarse, la grúa municipal retirando vehículos y varios trabajadores de la empresa que organizaba todo esto montando las carpas entre los espacios que iba dejando la grúa cuando retiraba los vehículos estacionados. Un desorden y una falta de organización y planificación que cualquiera que pasaba por allí podía apreciar enseguida.

Esto que acabo de relatar ejemplifica el descontrol y la falta de planificación del equipo de gobierno, y no es algo puntual sino que se ha convertido en algo cotidiano, lo que sin duda alguna no beneficia en absoluto a los portuenses.

Sobre los aparcamientos subterráneos en Plaza de Toros y Pozos Dulces, bien podríamos tener un debate paralelo porque hay muchas cuestiones que aclarar y que explicar a los ciudadanos.

Empezando por la comisión informativa sobre la adjudicación de las obras, donde los concejales de Izquierda Unida nos presentamos con la sana voluntad de buscar la verdad sin artificios de ningún tipo. Hemos de recordar que esta comisión se desarrolló sin la participación de uno de los actores principales, puesto que el Ingeniero Julián Martín Bravo nunca quiso comparecer a pesar de los requerimientos que le enviamos. Además, creo que es conveniente decir que algunos miembros de dicha comisión acudieron a la misma con información que el resto de miembros no teníamos.

De aquella comisión sacamos varias conclusiones:

En primer lugar, para nosotros la única persona que intervino en dicha comisión y nos contó toda la verdad fue el técnico municipal Humberto Jiménez.

Del resto no podemos decir lo mismo puesto que hubo personas que comparecieron pensando más en quitarse el muerto de encima que en aportar sus testimonios para arrojar luz sobre este asunto, incluso hubo quienes trataron de engañarnos descaradamente.

La segunda de las conclusiones que sacamos es la forma de actuar de las empresas constructoras y sus secuaces. Nos repugna haber comprobado cómo se produjeron presiones de todo tipo por parte de algunas personas y empresas para hacerse con la adjudicación de las obras. De ahí que –como ya dije- tuviésemos la sensación de estar ante un escenario más propio del Chicago de los años veinte -donde la mafia compraba voluntades para hacerse con jugosos negocios y manejaban la política desde la sombra- que en un estado democrático de derecho, donde las obras de este calado se otorgan mediante concurso público y abierto.

Si eso es lo que se cuece en el mundo de la construcción, como aquí se nos llegó a decir, no me extraña en absoluto que nuestro país se encuentre en la situación actual y que la corrupción sea la mayor preocupación de los ciudadanos. Quienes estamos en las instituciones debemos tener tolerancia cero con este tipo de conductas y denunciar estas actuaciones caiga quien caiga.

Sobre la idoneidad de construir los aparcamientos nuestra postura es clara y contundente: No es una necesidad ni una prioridad en estos momentos. La construcción de los aparcamientos subterráneos en la Plaza de Toros y Pozos Dulces ejemplifica la distorsión absoluta que existe entre el equipo de gobierno y las necesidades de los portuenses.

Y creo que deberían responder a varias cuestiones que les vamos a plantear: ¿Creen ustedes que es una inversión prioritaria para nuestra ciudad la construcción de estos dos aparcamientos? ¿Porque no solicitaron los fondos JESSICA para realizar otras infraestructuras o equipamientos mucho más necesarios para la ciudad y que puedan aportar riqueza y decidieron solicitarlos para este proyecto, que no se incluía en sus programas electorales?

Nos dicen que estos aparcamientos vienen contemplados en el Plan de movilidad, pero es una verdad a medias, porque dicho plan establece que debe haber una zona de aparcamientos en Plaza de Toros y Pozos Dulces, pero es que ya existen en estos momentos, pero en lugar de ser aparcamientos subterráneos lo que tenemos actualmente son aparcamientos en superficie. Las obras de los actuales aparcamientos se hicieron hace en torno a 10 años en la plaza de toros y menos de 5 años en Pozos Dulces, unas obras que fueron realizadas con dinero público y cuyo plazo de amortización se estima en 15 o 20 años, tiempo que no ha transcurrido y supondría un nuevo despilfarro del dinero público.

Uno de los mantras que repiten para justificar la construcción de estos aparcamientos es que el proyecto se pagará con los beneficios que vaya sacando IMPULSA Aparca, pero se olvida que esos beneficios saldrán de los bolsillos de los portuenses porque si eliminan cerca de 1.000 plazas de aparcamiento en superficie, como hay actualmente, no nos quedará más remedio que pasar por taquilla para poder aparcar. Por tanto la construcción de estos aparcamientos acabaremos pagándola como siempre los ciudadanos.

Ahora les voy a mostrar una imagen, seguro que muchos de ustedes la recordarán, esta foto es del pasado 19 de febrero, cuando GYOCIVIL anunció la recogida de currículos para comenzar la selección de trabajadores desempleados.

Cerca de 2.000 personas se presentaron con la esperanza de conseguir un puesto de trabajo. Y la propia empresa, GYOCIVIL tras las críticas recibidas por esta actuación, anunció el 3 de marzo en un comunicado de prensa lo siguiente: “todos los currículum, sin excepción, han sido o están siendo incorporados a la base de datos y todos los candidatos serán preseleccionados de forma rigurosa en función de su experiencia laboral y de la formación acreditada en su currículum”. “Los próximos pasos a seguir del proceso de selección se completarán «cuando se formalice, con carácter oficial, el arranque de las obras».

Eso es lo que dijo la empresa hace unos meses, pero el pasado día 4 de este mismo mes, el Sr. Candón anuncia a bombo y platillo la firma de un convenio con GYOCIVIL, acuerdo que se aprobó al día siguiente por parte de la Junta de Gobierno local, donde asegura que será el servicio de contratación del Ayuntamiento quien realizará la selección junto con la empresa constructora.

Desgraciadamente, en estos momentos me encuentro desempleado, y esta actuación que ustedes y GYOCIVIL han llevado a cabo jugando con las esperanzas de los miles de desempleados tanto de nuestra ciudad como de otras localidades vecinas me parece que es la actuación más bochornosa que han hecho ustedes desde que gobiernan.

¿Se han puesto ustedes en la piel de algunos de esos ciudadanos que estuvieron más de tres horas para entregar su currículum? yo conozco personalmente a algunos, tengo amigos que estuvieron allí. Incluso algunos me han recriminado que me posicione en contra de la construcción de los aparcamientos porque ellos tenían la esperanza de poder trabajar en esas obras. Hace unos días una de esas personas con la que tuve una agria discusión, se me acercó y me confesó que sentía haber discutido conmigo, que se sentía decepcionado y engañado y me pidió disculpas. Le dije que no tenía porque preocuparse, que lo entendía perfectamente. ¿Entienden ustedes la desesperación de muchas de esas personas?

En política cualquiera que gobierna se puede equivocar, errar es humano. Se puede meter la pata, que es muy diferente a meter la mano. Pero engañar y utilizar como moneda de cambio a las personas que estamos desempleadas para sacar adelante la construcción de esos aparcamientos creo que es la actuación más lamentable que ha llevado a cabo el Sr. Candón desde que está sentado en el sillón de la alcaldía. Usted con su sueldo de Diputado probablemente no se pueda poner en el pellejo de quienes cobramos el desempleo o de quienes no tienen ya prestación alguna. Pero es que no tiene perdón como han jugado con la necesidad de la gente.

Que sólo PP y PA defienden la construcción de los aparcamientos subterráneos es algo evidente, constatable por el posicionamiento de fuerzas políticas, vecinales y colectivos sociales de la ciudad y las diferentes acciones de protesta que se han ido desarrollando desde que se anunciara la construcción de estos aparcamientos. Son cada vez más los ciudadanos y ciudadanas que expresan su rechazo a este proyecto. De hecho, hace dos semanas les han entregado más de 5.000 firmas contra este proyecto y en breve les entregarán otra cantidad similar.

Nadie quiere estos aparcamientos subterráneos, nadie los ha solicitado (ni vecinos de la zona, ni empresarios, ni comerciantes…) y a pesar de ello el equipo de gobierno sigue empeñado en sacarlos adelante. Cabe preguntarse por qué tanta obstinación ante un rechazo social tan claro.

La gestión de los aparcamientos subterráneos está estrechamente relacionado con otra de las medidas más impopulares impulsada por este equipo de gobierno y su voluntad de privatización de los aparcamientos públicos.

Un verano más portuenses y turistas hemos sufrido las consecuencias de la popularmente conocida Zona Naranja, otra muestra más de que PP y PA gobiernan la ciudad de espaldas. Lejos de mostrarse receptivo a las reivindicaciones populares -les recuerdo el verano plagado de protestas en nuestras playas y las más de 15.000 firmas que lleva recogida la Plataforma contra la Zona Naranja- su respuesta a estas peticiones de la ciudadanía ha sido ampliar el plazo de funcionamiento un mes más, por lo que hasta ayer mismo hemos tenido zona naranja, mientras que desde el pasado día 15 en nuestras playas no hay servicios de socorrismo.

Ahora, a pocos meses de las elecciones el Señor Candón se saca de la manga una serie de reuniones para debatir cambios en la Ordenanza Fiscal nº 40. Desde Izquierda Unida hemos denunciado esta política de participación sectaria y electoralista pues estas reuniones se ponen en marcha a pocos meses de las elecciones municipales y, además, en ellas se excluye a los partidos de la oposición.

Desde Izquierda Unida hemos mostrado en numerosas ocasiones nuestro rechazo a la Zona Naranja por considerarla una medida con un claro fin recaudatorio, un impuesto encubierto para los portuenses que quieran disfrutar de sus playas, encaminado exclusivamente a generar ingresos para cuadrar las cuentas de IMPULSA.

El énfasis privatizador de PP y PA no se han quedado aquí. Durante este último mandato hemos asistido a la privatización del 49% de APEMSA.

La venta de la mitad de la única empresa municipal que mantenía un buen funcionamiento es el fiel reflejo del cortoplacismo en el que vive instalado el equipo de gobierno, más preocupado en obtener dinerito fresco para encarar la recta final de este mandato y poder echarse la foto que en tener una visión de futuro.

Siempre dijimos que la venta de APEMSA era el objetivo oculto del Partido Popular. No podemos dejar de referirnos a la claudicación y rendición del Partido Andalucista ante esta decisión. Y ello, a pesar de que negaran la mayor durante la campaña electoral.

Ahora se abre un nuevo panorama, la fiscalía ha remitido al juzgado un informe solicitando la imputación, entre otros, del Sr. Moresco y del actual alcalde por posibles irregularidades en las prórrogas concedida a Aqualia-FCC y por la adjudicación sin concurso de las obras del tanque de tormentas.

Quizás esta posible imputación sea la punta del iceberg de todo lo acontecido con la venta de APEMSA.

No perdemos de vista que todo esto surge a raíz de las acciones impulsadas por la plataforma Apemsa No Se Vende para tratar de parar la privatización de Apemsa, y creemos que todo esto está relacionado, de hecho este presunto trato de favor hacia Aqualia puede estar en el fondo de la privatización de nuestra empresa de aguas.

Además, está pendiente de resolverse otras denuncias remitidas a la fiscalía por parte de la plataforma APEMSA no se vende, relativas a las deficiencias en la depuración y por vertidos de aguas contaminadas a la Bahía de Cádiz. Incluso la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía abrió varios expedientes sancionadores a Apemsa por esta circunstancia.

En el caso de que se demuestre las denuncias realizadas, consideramos que los portuenses no debemos pagar las posibles consecuencias de una mala gestión realizada por el gobierno municipal. Y, por tanto, si finalmente hay una condena firme deberán ser ustedes quienes respondan con su patrimonio.

Nos encontramos ahora mismo en una encrucijada porque creemos que es el momento de cuestionar el proceso de privatización de Apemsa, revocar los acuerdos que posibilitaron este proceso e iniciar el camino para devolver APEMSA a las manos públicas de las que nunca debió salir.

Izquierda Unida apostará firmemente por recuperar el control público de esta empresa que nos pertenece a todos los portuenses. Mientras que el Partido Popular se posiciona en la defensa de los intereses y beneficios de una empresa privada a la que ha vendiendo nuestro patrimonio.

En el resto de empresas municipales el panorama no es muy alentador:

El Puerto Global ha culminado su transformación en aparato propagándistico del gobierno municipal asumiendo la gestión de la nueva Radio Municipal.

IMPULSA está viviendo tiempos convulsos y su papel está siendo cuestionado por cada vez más ciudadanos y ciudadanas dado que se mantiene a flote gracias a los ingresos de la zona naranja.

Y si hablamos de tiempos convulsos no podemos dejar de hablar de SUVIPUERTO, una empresa que hace tiempo que vive instalada en el filo de la navaja. Así lo atestiguan las dimisiones del Consejero Delegado y del Concejal de Vivienda, que se hará efectiva en breve.

Al tremendo malestar que ha generado su gestión al frente de las viviendas municipales y el daño que ha generado a los inquilinos e inquilinas se une una gestión más que cuestionada de Antonio Jesús Ruiz, quién llegó con la promesa de construir más de 2.700 viviendas de VPO en la ciudad y se va dejando SUVIPUERTO en una complicada situación económica. Esperemos que esta empresa municipal no tenga que echar el cierre a final de año y sobreviva a la gestión del Partido Andalucista.

No podemos pasar por alto mencionar aquello que a día de hoy es el principal motor económico de nuestra ciudad: el turismo.

Si preguntamos en la calle a los portuenses cuál es la medida más relevante que recuerden que haya tomado la Concejalía de Turismo, estoy seguro de que a la gran mayoría se le vendrá a la cabeza una: el cambio de nuestro vaporcito por el impopular logo ucraniano como imagen turística de la ciudad. No haremos sangre con este tema pues como se suele decir: en el pecado lleva la penitencia. Suficiente tiene el Sr. Capdevilla con que su nombre haya quedado asociado de por vida a ese cambio, que ya de por sí dice mucho de cuál está siendo la gestión que se está haciendo al frente de la que debería ser una de las concejalías más importantes de la ciudad.

En estos siete años de gobierno de populares y andalucistas El Puerto ha carecido de un proyecto global en esta materia, nadie sabe hacia qué modelo se quiere ir ni como. Para colmo, hemos ido perdiendo poco a poco aquellas señas de identidad que nos hacía diferente y de la que los portuenses nos sentíamos orgullosos. Ya hemos mencionado aquí el caso de las palmeras de Micaela Aramburu y debemos hablar del Vaporcito, que sigue varado, en el olvido, a la espera de volver a surcar la Bahía.

Desde Izquierda Unida creemos que ya es hora de recuperar nuestra identidad como ciudad y convertirla en el centro de una potente industria turística. Tenemos historia, cultura, tradición… Recursos suficientes para ser un referente en el turismo sostenible y medioambiental, podríamos explotar el yacimiento de Doña Blanca y el entorno de la Sierra de San Cristóbal como venimos proponiendo en nuestro programa electoral; podríamos impulsar el turismo etnológico en una ciudad que cuenta con un verdadero diamante en bruto en forma de cascos bodegueros; recuperar nuestro pasado marinero… En definitiva, recuperar y poner en valor lo que nos hace ser portuenses e ir más allá del turismo de sol y playa.

En esta primera intervención desde Izquierda Unida hemos realizado un análisis de lo acontecido en nuestra ciudad en el último año y hemos puesto sobre la mesa 30 medidas económicas planteando un nuevo modelo de ciudad que sea sostenible y resuelva los importantes problemas que sufren hoy los portuenses.

Pero hay más. En IU creemos que la política municipal no se reduce al salón de pleno ni a los concejales de la corporación. Por eso pusimos en marcha la campaña #ACandónLeDiría con la que queríamos dar la oportunidad a la ciudadanía trasladarle al Señor Alcalde sus opiniones, preguntas, quejas, o ideas para mejorar El Puerto. En nuestra segunda intervención daremos a conocer algunas de las propuestas que nos han llegado y les presentaremos una serie de resoluciones.

Segunda Intervención

En nuestra primera intervención hemos realizado una labor de análisis y fiscalización del gobierno local en este último año, ahora vamos a presentar una serie de propuestas, enmarcadas en el mejor espíritu constructivo, encaminadas a mejorar nuestra ciudad y el día a día de los ciudadanos y ciudadanas que viven en ella y que se suman a las 30 propuestas económicas que ya hemos registrado esta mañana.

Les presentamos 15 propuestas para mejorar nuestra ciudad y proponemos al Pleno los siguientes acuerdos, algunos fueron aprobados por ustedes en diferentes sesiones plenarias:

Primero.- Apostar por la remunicipalización de APEMSA, recuperando la propiedad del 100% de las acciones de esta empresa. Volviendo a gestionar desde lo público el ciclo integral del agua, sin criterios de mercado ni ánimo de lucro, sino primando la equidad social y el interés general. La gestión financiera del servicio se orientará para garantizar su sostenibilidad y se adaptarán nuevos modelos de gestión pública, que además de cumplir con los estándares más exigentes de calidad del servicio, aseguren la transparencia en su funcionamiento, la rendición de cuentas y la participación y control efectivo de los ciudadanos en su gestión.

Segundo.- Puesta en marcha de un Plan de Empleo Local que se elabore de forma participativa, contando con organizaciones sociales, sindicales y empresariales que realicen un diagnóstico de la situación laboral, comercial y empresarial de la ciudad, para que este Plan de Empleo Local sirva para comenzar a tejer un modelo productivo sostenible en nuestra ciudad, a través de la racionalización de nuestros recursos.

Tercero.- Suprimir la Ordenanza Fiscal nº 40, Reguladora de la Tasa por Estacionamiento Regulado de Vehículos de Tracción Mecánica, conocida popularmente como Zona Naranja.

Cuarto.- Facilitar la participación de la ciudadanía en la toma de las grandes decisiones para la ciudad. Para ello, el Ayuntamiento realizará un reglamento que permita celebrar consultas populares mediante sufragio sobre aquellos temas sensibles para la ciudad, con el compromiso político de quedar vinculadas las decisiones del gobierno a los resultados de tales consultas. Además, se habilitará un buzón de sugerencias y reclamaciones para que los ciudadanos se sientan escuchados y se atiendan sus demandas.

Quinto.- Presentar los presupuestos municipales en tiempo y en forma y garantizar una participación real para que sean las portuenses quienes marquen las prioridades, poniendo en marcha todos los mecanismos que requiere desarrollar unos presupuestos participativos que cumplan con todos los criterios necesarios para poder denominarse así, es decir, los recogidos en la Declaración de Antequera: autorreglamentados; deliberativos; vinculantes; universales; con un sistema de seguimiento, control social del proceso y rendición de cuentas.

Sexto.– Poner en valor los cascos bodegueros del Campo de Guía sobre todo las Bodegas Campbell, propiedad de Impulsa.

Séptimo.– Elaborar y aprobar el convenio urbanístico que permita al Ayuntamiento obtener la titularidad de los terrenos propiedad de ADIF para desarrollar los planes ARI 07 y ARI 08. Así como realizar cuantas gestiones sean necesarias para acordar con la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía la construcción de la Estación de Autobuses.

Octavo.- Impulsar un plan de reurbanización en barrios que corrija las graves deficiencias existentes en la actualidad por la falta de mantenimiento y de inversión.

Noveno.– Realizar un plan integral de actuación social en Barrio Alto y en otros barrios de nuestra ciudad que sirvan de elementos dinamizadores, educadores y que contribuyan a mejorar la convivencia.

Décimo.- Minimizar los trámites burocráticos, facilitando la gestión municipal por ejemplo, a la hora de dar un permiso para obras, pintura, adecentamiento de fachadas, licencias de apertura, etc.

Decimoprimero.- Poner en marcha medidas que promuevan el desarrollo del centro histórico.

Decimosegundo.- Cuidar y potenciar nuestras señas de identidad, nuestras costumbres, nuestras raíces, nuestra cultura….

Decimotercero.- Conveniar con administraciones supramunicipales (Diputación, Consejería de Medio Ambiente, Demarcación de Costas…) equipamiento medioambiental para el rehabilitado Molino de Mareas, que mejore la oferta tanto turística como educativa de nuestra ciudad.

Decimocuarto.- Poner en marcha los huertos sociales y de ocio aprobados por unanimidad en la sesión plenaria del pasado mes de julio.

Decimoquinta.- Incluir cláusulas sociales en los pliegos de licitación de contratos públicos, entre los que se incluyan cláusulas de subrogación y aspectos que incidan en la calidad del empleo. A fin de contribuir no sólo a crear empleo, sino que este sea de calidad, un empleo estable, seguro y con derechos.

Concluyo aquí la participación de IU en este debate sobre el estado de la ciudad, el último antes de las municipales del año que viene y, me atrevería a decir, que también el último de Alfonso Candón como Alcalde.

En total, Izquierda Unida aporta a este debate del estado de la ciudad 15 propuestas políticas y económicas construidas con la gente de la calle, perfectamente realizables con las que pretendemos construir otro modelo de ciudad, demostrando así que Izquierda Unida está preparada para asumir los retos que se presentan de cara al año que viene: ser la alternativa social y política al bipartito del Partido Popular y el Partido Andalucista; ser la herramienta con la que el Ayuntamiento de El Puerto volverá a estar al servicio de la gente y no de los intereses privados.