IU llevará ante la Fiscalía el caso Bahía Blanca

Los promotores de las obras de urbanización de Bahía Blanca, según la Delegación provincial de Cultura, carecían de los pertinentes permisos de sus Departamento para acometer dichas obras. Desde IU aplaudimos la decisión de paralización de las obras, tras la advertencia que hicimos mediante escrito remitido a la Sra. Delegada tras haber detectado la existencia de restos en un paseo por la zona, pero lamentamos que no se hubiera actuado antes, con lo que se habría evitado el desastre medioambiental y la posible destrucción de restos arqueológicos.

Para Julio Acale, concejal de IU, parece mentira que estas cosas puedan seguir ocurriendo en nuestros días. A la nula sensibilidad medioambiental hay que sumar el desprecio por los restos arqueológicos ( no se habían realizado las pertinentes catas en el terreno) y por el patrimonio histórico de nuestra ciudad. A la voracidad de estos promotores hay que ponerles límite, y son las diferentes administraciones las que tienen que hacerlo.    Lo que no es de recibo es que los que tienen que garantizar la conservación de nuestro medio ambiente miren para otro lado cuando se cometen este tipo de tropelías medioambientales, e incluso justifiquen lo que allí se ha hecho aludiendo a que se ajusta a la legalidad urbanística. Lo mínimo que se le puede pedir a un responsable del Área de Medio Ambiente y a un alcalde en última instancia es que haga todo lo posible para que no se corten más árboles en nuestro término municipal, máxime cuando en el condicionado ambiental lo primero que se dice es que “Se intentará conservar  en lo posible la zona de pino piñonero”.

La presión de los vecinos, ecologistas e IU hizo posible un acuerdo por el que se talarían  21 árboles en lugar de los 270 que se han talado.

Técnicos municipales han trabajado a destajo para que el número de árboles a cortar fuera el menor posible (en torno a la veintena) en las obras de urbanización. El PP, al mirar hacia otro lado en estas obras, muestra el desprecio que tiene a los acuerdos alcanzados y al trabajo de los técnicos municipales.

IU, al margen de la propuesta que va a llevar a cabo al próximo pleno, va a dar traslado a Fiscalía de todo lo ocurrido en Bahía Blanca pues entendemos que se ha actuado obviando permisos como el de Cultura y que no se han seguido las indicaciones del condicionado ambiental, produciendo la deforestación de la zona.

Desde IU entendemos que este tipo de tropelías no pueden quedar al margen de la justicia, y es por lo que pedimos a Fiscalía que investigue este asunto a fondo, pues se hace cada vez más necesario actuar de manera ejemplarizante sobre los que desprecian nuestro patrimonio y sobre los que, por acción o por omisión lo permiten.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta