Repercusiones de la crisis económica en Andalucía y diez propuestas para afrontarla desde la Izquierda

Desde Izquierda Unida entendemos que se ha perdido un tiempo precioso negando la crisis, ocultándola y engañando al pueblo.

Según nuestros análisis, estamos ante una crisis global del modelo de capitalismo neoliberal. Todos los indicadores marcan la gravedad de la situación. Pero aún no hemos entrado en sus peores consecuencias que se darán, según los expertos, a partir del año 2009; y ante esto nos encontramos con un Partido Socialista que no acepta que la crisis la han originado las políticas neoliberales que practican. “Si quieren crecer, gire a la izquierda”, escribía hace unos días el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz en un artículo. Y esto se traduce en una verdadera política económica de izquierdas: intervenir en la economía para reorientar el modelo de desarrollo y defender a los trabajadores y las trabajadoras. El Partido Socialista ha consolidado en Andalucía un modelo económico demasiado dependiente del ladrillo, mientras no nos alejemos de él seguiremos teniendo una economía “de tercera”, y es por tanto máxime responsable de la situación de crisis que estamos atravesando, pues llevan gobernando Andalucía desde el año 1982. No han hecho los deberes para evitar que la gran familia andaluza sufra las consecuencias de esta crisis, mientras unos pocos afortunados sí tienen que agradecerles sus fortunas. Los beneficios de los grandes bancos y de las grandes empresas del país, a pesar de la crisis, siguen siendo millonarios, acumulando capital y aumentando sus beneficios. No se puede decir que el PSOE actúa desde la izquierda. Sólo aplican medidas de derecha con retórica socializante.
  Las personas que forman Izquierda Unida están dispuestas a una colaboración responsable y basada en el reconocimiento de principios mutuos, para ello hemos redactado y entregado en el Parlamento de Andalucía diez propuestas para cambiar la orientación de la economía (todas ellas rechazadas por el PSOE a excepción de la propuesta número diez).

  1. Acertar en el diagnóstico. No vale esconder la cabeza, ni buscar excusas, ni mirar a otro lado. IULV-CA propone la creación de una Comisión de Expertos que permita avanzar hacia un consenso básico sobre el diagnóstico y sobre el marco general en el que se podría actuar para dar soluciones frente a la crisis.
  2. Actuar sobre las causas de la crisis, y no sólo sobre sus consecuencias: reorientar el modelo de desarrollo y el sistema financiero. IULV-CA propone un gran Pacto Estratégico para abordar las dos grandes líneas estratégicas de actuación que se necesitan para hacer frente a los dos factores que han desencadenado la crisis (la situación financiera y la dependencia del sector inmobiliario) 2.1 Modificar diversificando el modelo de desarrollo de la economía andaluza. 2.2 Disponer de un sistema financiero público andaluz eficiente y al servicio del desarrollo sostenible: cambiar el modelo actual de funcionamiento de las Cajas de Ahorro. Éstas deben orientarse a servir a la mayoría social y no a servirse de la mayoría social. PSOE, IU, CCOO y UGT tienen fuerza suficiente en las Cajas para orientar sus líneas de inversión y de negocio hacia una política más social.
  3. Exigir medidas más contundentes al Gobierno central y a los Bancos Centrales. Hay que decirle al Banco Central Europeo que nos lleva por un camino que solo conviene a los grandes poderes económicos y no al conjunto de la sociedad europea. Y no tiene que asustarse el PSOE por hacer esto. Lo han hecho incluso gobernantes más conservadores. IULV-CA propone una política monetaria diferente, que favorezca la creación de riqueza, el desarrollo y el empleo basada, principalmente, en tipos de interés más bajos, en una regulación de las finanzas internacionales más transparente y segura y el control rígido de los movimientos de los capitales especulativos.
  4. La defensa de los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras. La creación de empleo de calidad, la conservación del poder adquisitivo de los salarios y la protección social deben seguir siendo objetivos prioritarios del Parlamento, del Gobierno andaluz y de los agentes sociales. IULV-CA participará activamente en la defensa de los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras, sea en las instituciones o en la calle.
  5. Políticas de solidaridad para evitar que la crisis la paguen los mismos de siempre. IULV-CA propone un Pacto de Solidaridad para garantizar derechos sociales: rentas mínimas, atención especial a espacios y colectivos deprimidos y en situación de pobreza.
  6. Austeridad como criterio, ahora y siempre. IULV-CA entiende que es necesahrio revisar gastos y lograr más austeridad. Por eso propone un Pacto de Austeridad, no solo de sueldos de altos cargos de la Junta, sino también en Cajas de Ahorro y otras corporaciones públicas, así como de gastos públicos suntuosos y publicitarios. En ningún caso la austeridad puede convertirse en coartada para la exigencia de esfuerzos para los más débiles y desfavorecidos, sea en forma de congelación salarial o de reducción de prestaciones.
  7. Progresividad fiscal, instrumento para la equidad. La austeridad debe ir acompañada de una revisión del sistema fiscal andaluz y español para hacerlo más eficiente y equitativo: que pague más quien más tiene; que reciba más quien más lo necesita. Es necesario mencionar la lucha contra el fraude y la evasión fiscal y la economía sumergida. Medidas fiscales que ataquen a los beneficiarios de la bonanza económica.
  8. Recurrir al endeudamiento público para garantizar inversiones públicas frente a la crisis: Plan Extraordinario de Inversiones. Tal y como han hecho los países que están teniendo más éxito en la lucha contra la crisis que ha provocado la situación financiera, IULV-CA propone elaborar un Pacto para definir un Plan Extraordinario de Inversiones orientado principalmente a diversificar nuestra economía, (sector industrial y de las nuevas tecnologías, aumentado nuestra productividad, invirtiendo en I+D+I +i), a dotarla de una nueva base energética, y a desarrollar las políticas sociales con especial atención a los servicios educativos y de atención a la dependencia.
    (Andalucía es una de las Comunidades con menos deuda pública, tanto en términos absolutos como, sobre todo en términos relativos en relación al PIB, por habitante, etc.)
  9. Reivindicar con fuerza los contenidos del Estatuto de Autonomía relativos a la financiación de Andalucía. 9.1 IULV-CA propone un Pacto sobre la Financiación autonómica que fortalezca la negociación del gobierno y que garantice lo establecido en nuestro Estatuto. 9.2 La Deuda Histórica es ahora más necesaria que nunca. IULV-CA propone un Pacto sobre Deuda Histórica que garantice niveles básicos por encima del déficit en los servicios fundamentales y posibilite la convergencia real de Andalucía con la media española y europea antes de 2013. Nuestra cuantificación de 7.500 M€ se justifican con las siguientes necesidades: Sanidad: 1.800 M€ Educación: 3.500 M€ Servicios Sociales: 1.200 M€ Vivienda: 1.000 M€
  10. Aumentar la descentralización y la financiación municipal: desarrollar el poder local y la participación ciudadana. IULV-CA propone un Pacto para una Nueva Municipalidad que contemple como aspectos fundamentales financiación, democracia y participación local, urbanismo y nuevas políticas sociales descentralizadas.

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta