Izquierda Unida tache de «bajuna e intimidatoria» la actitud del Alcalde con la consejera de IU en APEMSA

El concejal, Julio Acale, considera “antidemocrático” el intento de Moresco de que los consejeros no informen a sus grupos políticos del contenido de las reuniones.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María ha anunciado que los consejeros de dicha formación política en las empresas municipales elevarán una protesta formal en los consejos de administración que se van a celebrar próximamente ante lo que consideran una “actitud deleznable, bajuna, intimidatoria y antidemocrática del Sr. Alcalde en relación con la carta que le ha sido remitida a nuestra consejera en Apemsa, Matilde Roselló”.

Según explica el concejal de Izquierda Unida, Julio Acale, el alcalde, Enrique Moresco, a la sazón  presidente de las empresas municipales, “aprovechando la ausencia previamente justificada de Matilde Roselló en el último Consejo de Apemsa, propuso enviarle una nota de apercibimiento para recordarle la obligación de guardar confidencialidad que tienen los consejeros sobre los asuntos que se traten en los consejos, haciéndolo extensivo al resto de los consejeros de IU en las restantes empresas municipales”.
 

A juicio de IU, Moresco cae en numerosas contradicciones en el escrito remitido a Matilde Roselló ya que en él reconoce que “los consejeros responderán frente a los propietarios de la empresa (el Ayuntamiento)” y a la vez, acusa a los consejeros de IU de no guardar confidencialidad. Para Acale, “lo lógico es que los consejeros de IU den cuenta de su actividad como tales tanto ante el Grupo Municipal de IU como ante la Asamblea local que los eligió” y añade que “la desfachatez de Moresco no tiene límites, ya que no es la primera vez que acusa al Grupo Municipal de IU de actuar sin conocimiento de lo que hacen sus consejeros, cuando precisamente, por eso, la relación y comunicación de los asuntos tratados se cuidan especialmente”.

El concejal de Izquierda Unida indica que el Sr. Moresco “con tintes claramente antidemocráticos, al más puro estilo Berlusconi, intenta censurar la participación ciudadana no sólo impidiendo que colectivos ciudadanos, como la Flave, participen en los consejos sino que además, intenta intimidar a los consejeros de los partidos políticos para que ni comuniquen los asuntos tratados con el grupo municipal y el partido que los propuso”.

Izquierda Unida recuerda al Sr. Moresco que “creer en la participación y profundizar en la democracia representativa pasa por debatir las propuestas y acuerdos que se tomen en los órganos, sean cuales sean, en que se participe”. Asimismo, indica que lo que debería hacer el alcalde es “fomentar y dar el máximo de participación, tal y como se hace en ciudades cercanas como Puerto Real gobernada por Izquierda Unida, en la que los colectivos ciudadanos participan con voz y voto en sus empresas municipales”.

Acale recuerda que es el propio alcalde quien debería guardar discreción, “ya que en numerosas ocasiones es él el que filtra a los medios y hace público lo que le da la gana, especialmente si sirve para autobombo propio y para desprestigiar a la oposición -varias veces, en plenos hizo público el sentido del voto de nuestros consejeros, por todo ello y por aprovecharse de la ausencia de nuestra consejera, Izquierda Unida califica la actitud de Moresco de bajuna y deleznable”.

En relación con los hechos concretos de la empresa Apemsa que parecen estar en el fondo de todo y que afectan al mal funcionamiento de la depuradora, el concejal indica que “hay que decir que ni siquiera es necesario romper la confidencialidad para que cualquier ciudadano se dé cuenta de que la negativa a publicar los valores absolutos de la DQO, DBO5 y Sólidos en Suspensión, solicitados repetidamente por nuestra consejera y por mí mismo como concejal de Izquierda Unida y miembro de la Junta General, son los que dan pabilo a todo tipo de ocultamientos y rumores”. Acale aclara que Izquierda Unida sabe que los criterios que admite la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para verificar el funcionamiento de la depuradora son cumplimiento de valores absolutos y reducción expresado en términos relativos de la carga contaminante. “Si todo funciona tan bien como dicen, lo que queremos es que en el recibo del agua aparezcan tanto uno como otro, y no exclusivamente el que publican de porcentaje de reducción”, indica el concejal.

En cualquier caso, Izquierda Unida apoya lo reclamado por el colectivo ecologista  en el sentido de que “ya que perdieron el juicio, lo mínimo que debería hacer Apemsa es una rectificación pública”.


OFICINA DE COMUNICACION

Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta