IU promueve la instalación de lámparas de LED en los semáforos

Con la instalación de lámparas de LED el ayuntamiento disminuiría un 75% el consumo energético actual de los semáforos y proporcionaría una mejor visibilidad a los conductores y peatones

El ahorro energético, es necesario, no solo por el coste de la energía, sino también por la contaminación que se produce en todo el proceso desde que la energía se genera hasta que llega a ser consumida. Como indica Julio Acale, “tenemos la obligación de contribuir en la medida de nuestras posibilidades al ahorro de energía, y el ayuntamiento debe servir de ejemplo para los ciudadanos”.

El modelo más común de semáforo, de tres luces más dos de señalización para peatones, consume en torno a 1.230 kWh/ de electricidad al año. IU apuesta por sustituir las lámparas halógenas o incandescentes actuales por lámparas de LED, según Acale, “la utilización de estas lámparas representa un considerable ahorro energético”, puntualizando que “con la sustitución de las actuales lámparas alógenas, por la lámpara de diodos LED, el ayuntamiento ahorraría un 75% con respecto al consumo actual”.
 

El coste de esta medida no es significativo para el ayuntamiento, ya que se amortizaría a corto plazo, además, la cuantía a desembolsar por el cambio de lámparas disminuye si se solicita las ayudas convocadas en materia de ahorro energético, tanto por el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) como por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, que subvencionan hasta un 60% del proyecto.

Acale destaca el hecho de que las lámparas “aportan mayor fiabilidad gracias a los múltiples puntos de luz, que evitan el fundido total de la lámpara, también tienen una vida útil mayor que las actuales, puesto que pueden durar hasta 100.000horas, y proporciona a su vez una mejor visibilidad e iluminación”.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta