El penal de La Victoria declarado lugar de Memoria Histórica de Andalucí­a

Antonio Fernández se alegra por “este nuevo paso para recuperar la memoria democrática de nuestra ciudad”.

El pasado viernes el gobierno de la Junta de Andalucía hizo pública la lista de los 34 lugares de Memoria Histórica representativos de la represión franquista. En esta lista se encuentran enclaves de las ocho provincias andaluzas que incluyen fosas comunes, cementerios, cárceles, antiguos campos de batalla, rutas guerrilleras o refugios antiaéreos.

El Coordinador Local de Izquierda Unida Antonio Fernández se “alegra” por “esta iniciativa de la Dirección General de Memoria Democrática, organismo dependiente de la Consejería de Administración Local, gestionada por IU”, que se sitúa como un “paso previo” a la futura Ley de Memoria Democrática de Andalucía “cuyos trabajos se encuentran ya muy avanzados”. Fernández considera que este tipo de medidas son “un merecido homenaje para quienes dieron su vida luchando por la democracia” y “muy importantes para evitar que la historia democrática de este país quede en el olvido”.
 

Símbolo de la represión fascista en El Puerto

En el año 1891 se creó una penitenciaría-hospital en el antiguo convento de la Victoria. Las condi- ciones de este establecimiento sufrieron un drástico empeoramiento tras la guerra civil y la dura posguerra. La población reclusa aumentó por la elevada cantidad de prisioneros de guerra y por delitos no comunes. La capacidad del penal se desbordó hasta el hecho de convivir en él más de 6.000 presos.

Las condiciones del centro eran inhumanas por el hacinamiento, la suciedad, el hambre y las enfermedades infectocontagiosas. En 1940, sobre una población en el municipio de 22.264 habitantes el 18,72% se encontraba cumpliendo condena, porcentaje que aumenta espectacularmente al restringir la comparación a la población masculina, hasta un 32,09 %, unos 5.500 presos. Tres de cada diez hombres que habitaban El Puerto de Santa María en 1940 eran reclusos.


Sé el primero en escribir un comentario.

Tu respuesta