PP y PA rechazan repoblar Micaela Aramburu con palmeras resistentes al Picudo

 

El pleno ordinario del mes de abril, celebrado ayer lunes, debatió la propuesta de Izquierda Unida para realizar una nueva consulta ciudadana vía Internet que sirviese para conocer la opinión de los portuenses sobre qué tipo de árboles se deben plantar en la Avenida Micaela Aramburu, incluyendo la opción de volver a plantar palmeras resistentes a la plaga del picudo rojo y así recuperar una de las estampas más tradicionales de El Puerto.

El encargado de defender esta propuesta fue el portavoz municipal de la formación Julio Acale, quien se mostró “sorprendido por la actitud de la concejala de medio ambiente”, la popular Marta Rodríguez, por su “cerrazón y negativa al consenso en un tema en el que se ha demostrado claramente que las cosas se pueden hacer de otra manera”.

Acale se refiere así a la decisión de la concejala de medio ambiente de no volver a plantar palmeras en la Avenida Micaela Aramburu y “su empeño en plantar Ginkgo Biloba”, unos árboles “que no gustan a casi nadie y que además costarán en torno a 1.000€ por ejemplar”. El concejal de IU insiste en que “no entendemos la actitud de Rodríguez más aun cuando ella misma ha reconocido que el Ayuntamiento tiene numerosos ejemplares de palmeras resistentes al picudo rojo disponibles para su cesión gratuitamente”. Por tanto, señala Acale que “estamos ante otra muestra más del despilfarro y poco cuidado que tiene PP y PA con el dinero de todos los portuense”.

Como expuso Acale “se tiene conocimiento de que las palmeras del tipo washingtoniana son resistentes en un 99,75% a la plaga del picudo” como se puede constatar tanto en el informe de los técnicos del área de medio ambiente como “recorriendo muchos lugares de la ciudad donde ejemplares de este tipo de palmeras permanecen intactos”.

A pesar “de todos los argumentos expuestos, las pruebas aportadas por Ecologistas en Acción, demostrar que se pueden plantar palmeras a menos coste, con seguridad y con la opinión favorable de los portuenses” la concejala de medio ambiente “hizo oídos sordos y apostó por plantar los ginkgo biloba, acabando así con otra de las señas de identidad de la ciudad”.

Otra muestra de la “falta de interés de Rodríguez por consensuar los temas importantes de la ciudad” se dio al final del debate de este punto cuando Acale lanzó la propuesta de “plantar algunos ejemplares de palmeras resistentes a la plaga” volviendo a resaltar que estaban “disponibles gratuitamente y sin apenas coste de mantenimiento”. Esto permitiría “ver la evolución de estas palmeras y poder tomar entonces la solución definitiva para esta céntrica avenida de la ciudad”.