[29-07-13] Entrevista a Antonio Fernández en Diario de Cádiz

Este administrativo de 33 años de edad, nacido en Valencia pero portuense de adopción desde 1982, es desde mayo el nuevo concejal de Izquierda Unida en la Corporación, tras la renuncia de Pepa Conde. También desde noviembre de 2012 es el coordinador local de la formación.
Lleva muy poco tiempo como concejal pero han sido unos meses muy convulsos. ¿Se esperaba que la actividad municipal fuera así de intensa? 
Sí, porque ya tenía experiencia por mis compañeros (fue secretario del grupo municipal de IU) y sabía que esto era un poco frenético.

Últimamente no hay pleno al que no acuda algún colectivo a realizar una reivindicación. ¿Considera legítimo que se llegue incluso a insultar a algunos concejales o que no se les deje intervenir? 

No, creo que los ciudadanos tienen el derecho de asistir a los plenos, pero se debería evitar que se produjeran interrupciones. También es verdad que a veces son fruto de la tensión que se genera, o de algunos comentarios que se hacen. A veces es lógico que se tense un poco el ambiente.

El último episodio sonado ha sido el de la venta parcial de Apemsa. ¿Qué opina de esta operación? 

Nosotros creemos que no es una venta parcial, sino una privatización que nos va a llevar a que haya una peor calidad y a que se aumente el precio del agua. Dicen que no subirá por encima del IPC pero hay una cláusula que recoge que si la nueva empresa no tiene un balance positivo, se podrá subir el precio del agua. Es algo que quizás no va a ocurrir en los primeros meses, también porque hay elecciones dentro de poco, pero sí a lo largo de estos 25 años. Los beneficios se van a tener que repartir y la subida del recibo será muy superior a la que se daría si la empresa tuviera una gestión pública.

Las relaciones con PP y PA está claro que no son las mejores, pero ¿y con el resto de la oposición? Con IP han sufrido algunos desencuentros, como pasó en el asunto de la bonificación del IBI a las viviendas municipales. 

Yo no tengo problemas con nadie, no me llevo mal con los demás grupos, simplemente a veces se está de acuerdo con una postura y otras no. PP y PA están en el gobierno y no tenemos tanta facilidad para negociar con ellos.

Últimamente las críticas del alcalde hacia su formación se centran en su pacto con el PSOE en Andalucía, corresponsabilizándoles de los incumplimientos de la Junta con la ciudad. ¿Qué opina? 

Creo que es la típica postura de echar balones fuera. Tanto el PP como el PA tratan de culpar a la Junta de todos los males que afectan a la ciudad. En algunos casos puede ser cierto, pero en otros muchos no. Nosotros incluso en los plenos nos hemos posicionado a veces con el equipo de gobierno a la hora de exigir a la Junta asuntos pendientes.

Con su llegada al grupo municipal han cambiado algunas cosas, entre otras la mayor utilización de las redes sociales. ¿Es una herramienta útil para acercarse al ciudadano? 

Sí, IU fue el primer partido que utilizó las redes sociales para dar a conocer nuestra actividad diaria, y seguimos haciéndolo. Es una forma de estar en contacto permanente con los ciudadanos, incluso nos hacen propuestas que luego nosotros llevamos a los plenos. Es una herramienta muy útil.

También ha mantenido usted algunos rifi-rafes con el alcalde a través de Twitter, como cuando le exigió que mostrara su abono de la zona naranja… 

Sí, eso fue a raíz del debate en el pleno. Les pedí que si tanto defendían la zona naranja, que enseñaran el abono. En una de las últimas sesiones Antonio Jesús Ruiz me enseñó la factura de su abono y el alcalde después me dijo que él también lo tenía, pero aún no me lo ha enseñado. Es una anécdota.

Otro de sus últimos gestos ha sido el rechazar las entradas de los toros que le facilitó el Ayuntamiento. ¿Considera que es un privilegio que los ediles accedan gratis a los espectáculos? 

Ha sido una postura totalmente personal. Yo no quería tener ese tipo de prebendas. Creo que un cargo público no debe diferenciarse del resto de los ciudadanos, ya que puede suponer que pierda el tener los pies en la tierra y estar en igualdad de condiciones con los ciudadanos. Otra cosa son los actos protocolarios. El que quiera ir al teatro o a los toros, creo que debe pagarlo como cualquiera.

Y sus compañeros de filas, ¿cómo se lo han tomado? 

Ha sido una opción personal, y ellos han respetado mi decisión.

¿Seguirá la renovación de IU? En principio no, aunque en IU todos los cargos públicos están a disposición de la asamblea. De momento en el futuro inmediato no se contemplan más renovaciones. Pepa consideró que era el momento de dejarlo y se hizo cuando se consideró oportuno.

¿Cómo ve el futuro de la formación y del panorama político local? 

Es difícil aventurarse, pero creo que nuestro trabajo ahora es ir aglutinando fuerzas para la elaboración de un programa con colectivos, organizaciones y otras fuerzas de izquierda, con sindicatos y todos tipo de organizaciones cercanas. Ese programa conjunto es lo que nos fortalecerá como proyecto político local. En cuanto a los demás partidos, creo que el gobierno municipal está bastante quemado, los ciudadanos están viendo que no se hace lo que se les prometió. Se han tomado decisiones que han sido un claro fraude electoral, como la venta de Apemsa o la puesta en marcha de la zona naranja, que no se contemplaban en ningún momento en sus programas electorales y hay muchos ciudadanos descontentos con los partidos del equipo de gobierno.

Fuente original: Diario de Cádiz