PP y PA tumban la moción de IU contra la corrupción

Antonio Fernández: “la transparencia no es un obstáculo al trabajo de los políticos, sino una garantía para su gestión y para la ciudadanía”   

Partido Popular y Partido Andalucista rechazaron ayer la moción con la que el grupo municipal de Izquierda Unida solicitaba que el Pleno del Ayuntamiento de El Puerto exigiese a cualquiera de sus miembros su dimisión en caso de imputación por delitos relacionados con el ejercicio de cargos públicos.

Para el Portavoz de Izquierda Unida, Antonio Fernández, “se ha perdido una gran oportunidad para demostrar el compromiso de las fuerzas políticas del Ayuntamiento con la integridad de las instituciones” y lamenta esta negativa porque «queríamos trazar bien clara una línea roja frente a la corrupción».

Además, Partido Popular y Partido Andalucista también rechazaron la creación de una comisión especial “para la redacción de un código ético municipal que incluyese diferentes recomendaciones con el fin de profundizar la transparencia municipal y el buen gobierno».

El edil justificó la necesidad de este código ético “no solo para señalar a los corruptos, sino también para señalar a los corruptores” porque “quienes participamos en la Comisión Informativa Especial sobre los aparcamientos subterráneos conocemos que se dan casos de personas que tratan de corromper a funcionarios y cargos públicos para obtener beneficios de las instituciones”.

Entre las medidas rechazadas por PP y PA se encontraba “prohibir la percepción de obsequios o invitaciones personales a los cargos públicos o funcionarios municipales a través de un Reglamento de Buen Gobierno, y se creará un Registro Público de Obsequios e Invitaciones Institucionales”.

Otras de esas medidas buscaban publicar de forma detallada “el procedimiento de concesión de subvenciones y ayudas, determinando la cuantía y el beneficiario” y “exponer públicamente en la web municipal la relación de contratos de cuantía superior a 5.000 euros”, algo que la edil popular Patricia Ybarra consideró que “constreñía la actuación del equipo de gobierno”.

Ante esta negativa Fernández afirmo “que la transparencia no es un obstáculo al trabajo de los políticos sino que es una garantía para su gestión y para la ciudadanía”.